Las diferencias de siempre en el acto por Malvinas

Los representantes de las dos entidades de veteranos usaron sus discursos para criticarse. Indirectamente, la intendenta Rosso se sumó a la disputa.
Cada 2 de abril, aniversario del desembarco argentino en las Islas Malvinas, las dos entidades que en Luján nuclean a los ex combatientes comparten el acto conmemorativo de esa fecha, cuya organización también incluye a la asociación Patria, Amistad y Servicios (PAyS) y a la Municipalidad.

Este año, debido a la lluvia, la actividad tuvo lugar en la sede de PAyS y no en el Monumento a los Caídos en combate.

La convocatoria volvió a poner en evidencia las profundas diferencias que separan a la Asociación de Veteranos de Guerra y al Centro de Veteranos de Guerra. En esta edición, el tema de polémica fue el reciente viaje a Malvinas organizado por la última de las entidades mencionadas.

Por su parte, la intendenta Graciela Rosso aprovechó su discurso para corregir una opinión vertida por un ex combatiente.

Al momento de las palabras, el primero en subir al escenario fue el representante de la Asociación de Veteranos de Guerra, Hugo Peressutti. En su extenso discurso, el ex combatiente se refirió a la posición del gobierno en el reclamo por la restitución de las islas. En este sentido, consideró que "la causa Malvinas, ante la diplomacia, se ha estancado". Paso seguido, Peressutti pidió al Ejecutivo Nacional "que sea enérgico en nuestra postura, una postura que no debe cambiar jamás".

El representante de la Asociación también habló de la campaña solidaria que la entidad puso en marcha con el propósito de juntar ropa para ser enviada a Tartagal: "Quiero realizar una observación que no puedo dejar pasar por alto. Hubo voces que se manifestaron en contra de este tipo de campañas. Eso duele porque la gente de Luján ha donado con todo su amor para la gente de Tartagal que perdió todo. Por eso, cuando se dicen que las ONG’s deben preocuparse primeramente de Luján, creo que debemos preocuparnos por todos".

Para el final de su intervención, Peressutti reservó las críticas por el viaje a Malvinas que realizó el Centro de Veteranos de Guerra. Si bien evitó efectuar una alusión directa, dijo que el sacrificio y la entrega de los soldados argentinos que murieron en la guerra, "debe ser el camino que todos los veteranos debemos seguir y del que nunca debemos apartarnos".

"Desde nuestro lugar les decimos basta al avasallamiento, al sometimiento, basta de ser condescendiente con quienes nos quitaron la vida de nuestros veteranos de guerra y hoy están pisando el suelo que no les corresponde. Por eso digo que es preferible morir luchando de pie que vivir arrodillado", concluyó Peressutti.

Una de las críticas que la Asociación de Veteranos realizó al viaje efectuado por el Centro fue haber sacado pasaporte como requisito para ingresar a las islas, algo que para Peressutti y compañía implica reconocer la soberanía británica sobre las Malvinas.

El presidente del Centro de Veteranos de Guerra, Marcelo Sánchez, recogió el guante y, también de manera indirecta, le respondió a Peressutti: "La soberanía no se dice, se hace. Todos los días en algún lugar se dice y se hace. No fuimos a Malvinas a resignar la soberanía. Sólo queríamos recordar y homenajear en cada lugar de las islas a nuestros compañeros. Para hablar de soberanía tenemos un estado democrático. Hay que apoyar a las autoridades y consensuar los pasos a seguir por la soberanía".

Para Sánchez, el viaje fue "una caricia para el corazón, y le recomiendo a quien quiera volver a Malvinas que lo haga". Como cierre, aclaró que "no venimos aquí a buscar ningún tipo de aplausos, ni a reflotar problemas personales o temas que a ustedes (por el resto de los asistentes) no les incumben".

El cuadro de críticas cruzadas se completó con el discurso de Graciela Rosso. La intendenta le respondió a Peressutti: "Lamento tener que desdecir al veterano que habló, pero nuestra presidenta no ha dejado de defender nuestra soberanía con toda la capacidad que tiene y con toda la fuerza que le da el pueblo. No es cierto que hay gobiernos genuflexos. Creo que hay gobiernos que tienen distintos momentos históricos por lo cual toman decisiones. También nosotros nos tenemos que hacer responsables de los gobiernos que tenemos, porque somos nosotros los que lo elegimos".

Comentá la nota