Diferencias irreconciliables

Como está actualmente planteada la situación, las diferencias entre el molinismo y Espacio Radical Abierto parecen irreconciliables, por lo que de persistir las discrepancias se deberán dirimir en las elecciones internas del 19 de abril próximo. No obstante, hasta el martes por la noche hay tiempo para arribar a un acuerdo y algunos consideran que no está totalmente apagada la llama de la esperanza. "No aceptamos ningún tipo de proscripción, porque así como nosotros no nos referimos nunca a los propuestos por el otro sector, no compartimos que nos digan a quiénes debemos elegir", sostuvo Alberto Esnaola, fustigando que no se alcance un acuerdo por "cuestiones estrictamente personales".
El titular de ERA confía en que el intendente Daniel Molina "tenga un gesto y resuelva el problema", para aclarar que el jefe comunal "valora la unidad y no tiene la misma visión de aquellos que quieren proscripciones".

Desde el molinismo no se acepta que sea Felicitas Cabretón la elegida para cubrir el sexto lugar en la lista, aunque se advirtió que el oficialismo ha brindado "numerosos gestos de buena voluntad" que fueron mal interpretados por ERA, para considerarse que "siempre se está corriendo el arco para adelante…"

"Una lista debe estar constituida por personas que estén de acuerdo con la gestión de Molina y no pueden abundar los críticos", sintetizó uno de los principales dirigentes del entorno del intendente.

En este sentido, recordó que una de los concejales más laboriosos, como Alfredo Maldonado, fue relegado al quinto lugar para facilitar el ingreso de Alberto Esnaola al segundo puesto, escoltando a Gerardo Guridi.

"Nosotros en la última interna sacamos la minoría y eso algunos no lo quieren entender", repite Esnaola hasta el cansancio, al tiempo que acusó al secretario de Gobierno, Mario Diez, por "haberle bajado el pulgar a cualquier posibilidad de acuerdo".

Comentá la nota