La diferencia final fue de 76 votos a favor del PJ

La diferencia final fue de 76 votos a favor del PJ

Finalmente, con el conteo de la mesa de personas privadas de su libertad y de los votos de pampeanos residentes en el exterior, la diferencia final en las elecciones para diputados nacionales en La Pampa fue de 76 votos a favor del Partido Justicialista.

Ya el miércoles se había confirmado una exigua diferencia a favor de la lista encabezada por Ariel Rauschenberger (quien junto a Melina Delú representará al peronismo en la cámara baja) frente a la del macrista Martín Maquieyra. Ayer, los últimos números confirmaron los números que desde el propio peronismo manejaban desde el domingo cuando salieron a festejar con una diferencia a favor de 71 votos con dos mesas por escrutar.

¿Cómo fueron esos últimos números? De los 1.200 pampeanos residentes en el extranjero habilitados para votar, solamente lo hicieron 30 y la victoria allí fue para Cambiemos por 27 votos a 3. En cambio, en la mesa de presos, la victoria fue para el PJ por 40 votos contra 23 de Cambiemos.

De esta manera, y más allá que desde la lista macrista insistirán con algunos planteos, se confirma que los representantes pampeanos que asumirán desde diciembre en la Cámara de Diputados de la Nación serán los peronistas Rauschenberger y Delú, ocupando los lugares que dejan vacantes Gustavo Fernández Mendía (PJ) y Francisco Torroba (UCR), y el macrista Maquieyra, quien renueva la banca que había asumido a fines de 2015 cuando reemplazó al actual secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister.

Este viernes los resultados serán oficializados.

Pronóstico

No deja de llamar la atención la precisión con la que el PJ contó los votos el mismo domingo de elecciones. Ese día en la sede partidaria de la calle Irigoyen se iban actualizando los datos en un centro de cómputos propio ubicado en el primer piso del edificio -al cual la prensa tuvo acceso- y en una pantalla gigante ubicada en el escenario de la planta baja.

Cerca de la hora 21 de esa larga jornada, y todavía con tres mesas por contar, el subsecretario de Medios de la provincia, José Pérez, informó a los periodistas que la elección para el PJ estaba ganada: había unos 60 votos de diferencia y faltaban contar poco más de 50 en las mesas que faltaban.

Cuando el gobernador Verna y demás dirigentes llegaron al partido para festejar, la carga se había detenido en 71 sufragios de diferencia y solamente faltaba una mesa.

Parecía una diferencia demasiado mínima para tanta euforia, pero la realidad marca que la experiencia de los dirigentes y fiscales peronistas los habían llevado a acertar el resultado final, que al final del día y según los resultados oficiales entregados por la Dirección Nacional Electoral daban 598 votos de diferencia a favor del PJ en el escrutinio parcial de 851 del total de 853 mesas.

Durante la semana desde Cambiemos habían hecho públicas diversas irregularidades en la carga de datos por lo que se negaban a aceptar la derrota. Durante las últimas horas, le bajaron el tono a esas especulaciones.

Coment� la nota