Ya son diez los muertos por la pandemia en la provincia

Lo confirmó ayer el ministro de Salud, Oscar González. Uno falleció a comienzos de semana en Río Cuarto y era oriundo de Laboulaye. En el Nuevo Hospital esperan resultados de otros 3 casos
El Ministerio de Salud de la Provincia confirmó ayer que los muertos por gripe A en Córdoba son 10, de los cuales uno murió en Río Cuarto aunque era oriundo de Laboulaye.

Las estadísticas oficiales tienen otra característica particular: de los fallecidos, 7 eran del interior provincial.

En el habitual informe semanal que realiza el titular de la cartera sanitaria, Oscar González, se explicó además que hay 32 casos que están en análisis y que también podrían ser víctimas de la enfermedad. De este grupo, tres o cuatro corresponden a Río Cuarto y sus análisis estarían la próxima semana.

"Desde que comenzó la epidemia hay 10 casos confirmados de muerte por la enfermedad, de los cuales 8 corresponden a los meses de mayo, junio y los primeros días del mes de julio y que fueron confirmados por el Instituto Malbrán y los dos restantes fueron confirmados por el Laboratorio Central de nuestra Provincia, desde el 13 de julio hasta la fecha", sostuvo González. En el laboratorio provincial comenzaron a hacerse los estudios desde que el Instituto Malbrán permitió descentralizar los análisis que eran de su exclusividad.

Sin embargo, González manifestó: "Estamos entrando en una curva descendente de casos de diagnóstico clínico de la enfermedad tanto en el sector público como en el privado".

En ese sentido el funcionario destacó que bajó a un 61 por ciento la circulación del virus H1N1 en Córdoba, cuando dos semanas atrás se había indicado que la prevalencia era del 72%.

"Podemos decir que de 400 tratamientos diarios que se entregaban a pacientes privados con el antiviral, estamos ahora en 50 tratamientos por día. Han caído también las internaciones, y además ha caído la participación del virus A H1N1", señaló el ministro.

El funcionario provincial agregó también que en el Hospital Rawson, el principal centro médico que atiende los casos de influenza en Córdoba, las consultas por enfermedades respiratorias pasaron de 386 diarias en la primera semana de este mes, a unas 50 o 60 esta semana pasada. Y mientras a comienzos de este mes se realizaban 250 diagnósticos clínicos diarios de cuadros gripales, la cifra descendió a 20.

En Río Cuarto

En Río Cuarto, en tanto, también hubo una notoria merma en la demanda de cuadros gripales tanto en el sector público como en el privado. Y como dato representantivo de esta situación, desde la Subsecretaría de Salud Municipal explican que desde el 13 de junio se entregraron casi 400 tratamientos más unos 70 a personas cercanas a los sospechosos que además presentaban riesgos. En la última semana, se dieron apenas 16 por día cuando hubo picos que llegaron a triplicar esa marca.

En cuanto al nivel de consultas estiman que cayó fuerte: alrededor del 50 o 60 por ciento con respecto al pico. "Hay menos ansiedad y más prevención", explican.

"Hay que redoblar las precauciones con el inicio de clases"

Los médicos de la ciudad aseguran que la situación de la gripe A, como en gran parte del país, fue mucho mejor esta semana que pasó que las anteriores. Es más, arriesgan que la demanda en los consultorios con cuadros gripales cayó un 60%.

"Estimamos que las consultas retrocedieron alrededor del 60%, aunque hay que decir también que se mantienen las internaciones", señaló Marta Grippo, del área de Salud Municipal.

"Cuando se dan estas epidemias de gripe, al cabo de un tiempo se empiezan a advertir picos de internación por neumonía o cuadros respiratorios complicados", indicó la médica. Esto llevó a tener escaso margen de respiradores disponibles en la ciudad.

Consultada sobre los riesgos que pueda traer el regreso de las clases, Grippo aseguró que "deberá ponerse especial hincapié en la prevención de los chicos, en especial en el lavado de manos y de continuar los días muy fríos, en el cuidado de las vías respiratorias. Que los padres se aseguren de que los chicos estén bien abrigados y que se coloquen una bufanda para tapar nariz y boca y así se evitará que el aire frío ingrese directamente", explicó.

Junto con estas recomendaciones, Grippo dijo también que será importante evitar que se compartan alimentos entre los chicos o útiles escolares.

Con respecto a la limpieza de las escuelas, la doctora remarcó que no es necesario insistir con desinfecciones, sino que lo más adecuado es el lavado integral con agua y lavandina en proporción de 5 partes por una. "Hay que asegurarse una correcta limpieza de picaportes, baños, pupitres y teléfonos", indicó.

Por último, la profesional reiteró que debe sostenerse la conducta de responsabilidad social de evitar asistir a lugares de concurrencia masiva y a extremar el cuidado ante la ola polar.

Comentá la nota