Las diez claves para mantener el empleo en la crisis

Los despidos amenazan al comercio, la construcción y los sectores enfocados en las exportaciones. Las principales consultoras revisaron al alza sus previsiones de desocupación para este año y la ubican en 12%. Los salarios no acompañan a la inflación y los empleados buscan changas en negro. Cuáles son los puestos más vulnerables a la caída de la actividad.
1¿Crecerá el desempleo?

Desde comienzos de 2008, el mercado laboral se deteriora y a fines de este año el desempleo alcanzará los dos dígitos, llegando a un nivel similar al de 2005, es decir, cerca del 12%, según los analistas privados. La generación de nuevos puestos de trabajo “se venía desacelerando desde antes de la crisis internacional”, explicó a PERFIL Daniela Cristina, del IARAF.

2¿Por qué empeoró el mercado laboral?

Ya a comienzos del año pasado, la expansión del PBI no generaba tantos puestos nuevos como antes. Sin embargo, este proceso se agudizó cuando se desaceleró el ritmo de expansión de la economía por la alta inflación, primero, y, luego, el conflicto con el campo. En septiembre, se sumaron los coletazos de la crisis internacional en la economía local, con menos crédito y más caro, primero, y, luego, una caída de la demanda externa.

3¿Qué dice el Gobierno?

Según el cuestionado INDEC, en el cuarto trimestre de 2008 el desempleo siguió cayendo y el empleo, subiendo. La tasa de desempleo en los 31 aglomerados urbanos relevados se ubicó en 7,3% en el cuarto trimestre del año pasado, cayendo 0,2 punto porcentual respecto de igual período del año anterior. El nivel de empleo creció 1,2% respecto del mismo período en 2007, es decir que se crearon casi 200.000 nuevos puestos.

4¿Qué sectores son los más golpeados hasta ahora?

Según un informe del Banco Ciudad, son:

Construcción. Cayó 8% en el cuarto trimestre respecto del tercero y destruyó casi 19 mil puestos de trabajo formal en el segundo semestre. El sector venía de aportar unos 15 mil nuevos empleos registrados por trimestre en 2003-2007. La alta informalidad laboral del sector hace que estos números puedan subestimar la pérdida total de puestos de trabajo en la construcción. Se espera que en los próximos meses el empleo en el subsector de obra pública se recupere impulsado por el plan del Gobierno.

Manufacturas. Su actividad cayó 1,5% en el cuarto trimestre respecto del tercero según el INDEC y 5% según FIEL. Fue el primer sector en anunciar despidos y suspensiones durante el cuarto trimestre del año pasado. Los más afectados son: maquinaria y equipo, metálicos básicos, plásticos y químicos y agroquímicos.

Cadena agroalimentaria. Si bien aún en las crisis la demanda de alimentos suele mantenerse firme, los efectos de la sequía y la decisión del Gobierno de sostener las retenciones frenaron las inversiones y, en consecuencia, las contrataciones.

uBancos. Se vio afectado por los coletazos de la crisis internacional desde octubre del año pasado y por la estatización de las AFJP.

Comercio. La caída de las ventas en línea blanca, autos y shoppings afectó al sector. Según la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las caídas en los volúmenes de ventas promediaron un 15% en el último trimestre de 2008 respecto del mismo período de 2007.

Transporte. El de carga cayó 30% desde su último pico en el tercer trimestre de 2008.

5¿En qué sectores ya hubo despidos y suspensiones?

Las ramas más afectadas por suspensiones fueron: textil e indumentaria, autopartes, metalmecánica, frigorífica, madera, calzado, alimentos y curtiembres. También se verificaron suspensiones en el transporte de cargas, petróleo y construcción. Los despidos registraron fuerte aumento en febrero a pesar de algunos acuerdos en la industria automotriz y siderúrgica por mantener el personal con suspensiones parciales. Se verificaron despidos en el comercio, la construcción y la industria manufacturera.

6¿Cuál es la estrategia del Gobierno para evitar despidos?

“La estrategia oficial para evitar y/o postergar despidos consiste en impulsar una baja temporaria de los salarios en las empresas o sectores afectados”, sostuvo el Banco Ciudad, que cita el ejemplo de Paraná Metal. En la autopartista, luego de reiteradas reuniones en el Ministerio de Trabajo con la UOM y los empresarios, se acordó una reducción del 30% en los salarios y la aplicación de suspensiones rotativas. Además, la UOM se comprometió a no pedir aumentos hasta mitad de año y evitar paros de actividades mientras la empresa cumpla con el acuerdo.

7¿Aumentarán los salarios por las elecciones?

La estrategia oficial apuntaría a congelar la discusión salarial hasta después de las elecciones. La idea es que cada sector negocie individualmente, según la evolución de su rama de actividad. Algunos gremios acordaron aplazar las negociaciones para la segunda mitad de año, otorgando sumas fijas en los primeros meses del año. Los gremios de sectores con niveles de actividad relativamente estables estarían demandando ajustes más elevados (encargados de edificios, gastronómicos, conductores de trenes y bancarios).

8¿Las empresas frenaron totalmente la contratación de empleados?

La demanda laboral muestra señales de contracción y anticipa un freno en la creación de empleo y eventualmente una caída. Según el índice de demanda laboral de la Universidad Torcuato Di Tella, en el Gran Buenos Aires la demanda de trabajo se contrajo 43,2% respecto de un año atrás.

9¿Por qué el desempleo no se siente como en 2001?

En 2001-2002, luego de cuatro años de recesión, un cuarto de la población estaba desocupada o subocupada. En 2009 el desempleo será como en 2005. Además, quienes pierden su empleo actualmente suelen conseguir “changas” en negro y, por lo tanto, no se registran como desocupados.

10¿Habrá más oportunidades para trabajar después de las elecciones?

Hay luces amarillas. Según el Banco Ciudad, si la oferta laboral sube al ritmo de crecimiento poblacional y el empleo no cae, la desocupación puede subir al 10%. El IARAF espera que cierre el año en 11,8%. En cualquier escenario, en la segunda mitad de 2009 la situación será peor que ahora.

Comentá la nota