Dieta gorda: diputados afirman "desconocer" aumento del 50%.

La medida que la presidencia del cuerpo firmó la semana pasada aún no habría sido oficializada. Sin embargo, los legisladores reconocen que el incremento es «oportuno», por el aumento en el costo de los insumos diarios.
En un coro que pareció estar perfectamente coordinado, los diputados oficialistas y opositores dijeron «desconocer» o «no haber sido notificados formalmente» sobre la resolución emitida por la Presidencia de la Cámara de Diputados, mediante la cual se dispuso un incremento de 50% en el presupuesto para gastos que dispone cada legislador.

Más allá de ello, los diputados consultados destacaron que una vez concretado el aumento en las partidas podrán hacer frente de mejor manera a los gastos que tienen en sus oficinas.

«Ese dinero es utilizado para pagar los artículos de librería y papelería, así como el combustible o pasajes de los viajes que debamos hacer», indicó el aliancista Juan José Bergia.

En igual sentido se explayó Daniel San Cristobal (Frente Grande), quien recordó: «Los diputados no tenemos viáticos y el dinero que gastamos por encima del presupuesto actual, no es reintegrable».

Por su parte, la diputada del ARI Alicia Terada prefirió ser cautelosa al momento de emitir opinión sobre el incremento de fondos. «Hasta que no tengamos una comunicación oficial, el bloque no va a emitir ningún tipo de manifestación», aseveró, para luego añadir: «Una vez que ocurra eso, haremos las evaluaciones correspondientes».

Consenso

Bergia destacó que él nunca estuvo al tanto de las conversaciones para obtener más dinero por diputado y remarcó que quizá «el diálogo tuvo lugar entre la presidenta (Alicia Mastandrea) y los titulares de cada uno de los bloques».

«Me parece que cuestiones de este tipo deben resolverse entre todos. Porque si bien la presidencia es una sola, hay treinta y un legisladores más a los que también debe consultarse y con los cuales se debe consensuar», apuntó el referente del Mopar.

En tanto, San Cristóbal destacó que el aumento en las partidas «no obliga a que se gaste todo». También señaló que desde el 2001 se modificó el sistema de rendición de gastos, haciéndolo «mucho más transparente».

Asimismo recordó que al momento de tratarse el presupuesto 2009 «había muchas negociaciones para incrementar la partida por legislador», pero que luego «esto quedó en la nada». Y señaló: «Quizá en el número fino se haya dejado un margen para poder realizar este incremento».

«Es una atribución que tiene la presidenta, siempre que cuente con los recursos necesarios», concluyó.

Terada, por su lado, reconoció que se sorprendió por el hecho de que los medios accedieran a esta información antes que los propios diputados. «Fue una sorpresa muy grande», remarcó la titular del bloque arista.

Comentá la nota