Diego Vivas: "A Zúccaro lo traicionaron; debería haber obtenido más votos"

El joven dirigente de la Agrupación Causa Peronista apuntó contra "algunos militantes y funcionarios que se confiaron en la imagen positiva que tiene el jefe comunal y no salieron a la calle". Señaló que seguirá presente dentro del proyecto político del intendente y confió en que la oportunidad para ser candidato "ya va a llegar".
A un mes y medio de las elecciones legislativas del pasado 28 de junio varios referentes políticos de Pilar alineados al zuccarismo están analizando el escenario que se conformó tras el cierre de los comicios y observan el resultado que obtuvo el intendente Humberto Zúccaro.

Uno de ellos es Diego Vivas, referente de la Agrupación Causa Peronista de Manuel Alberti, quien enfáticamente reconoció que "a Zúccaro lo traicionaron porque en esta elección debería haber obtenido más votos" (se impuso con el 47%).

Vivas, en diálogo con Pilar de Todos, posó su mirada en dos sectores que según él "se confiaron y no salieron a recorrer las calles" y señaló, aunque sin dar nombres, "a algunos funcionarios y militantes". "No los quiero nombrar porque ya se está viendo quienes son. Compañeros que se han ido a la casa con el pensamiento de ‘me siento tranquilo total ya ganamos’ cuando acá había que salir a defender el proyecto, había que dar batalla", manifestó Vivas con un dejo de enojo en su palabras y mostrando el trabajo que desde su agrupación encararon en función del proyecto zuccarista.

"Nosotros estuvimos en ocho locales, y pusimos a disposición de esos locales dos camionetas y autos. Tuvimos presencia en todos los actos partidarios", enumeró el joven dirigente de Alberti, quien así se diferenció de "los compañeros" que parece no se jugaron por el proyecto.

"Lo que faltó es un poco más de empuje de los compañeros que tendrían que haber salido a defender el proyecto. Algunas agrupaciones se quedaron atrás porque no sólo se confiaron en la imagen positiva del intendente sino que además pensaron que si salían o no a trabajar para las elecciones nadie lo iba a notar. Pero no se dieron cuenta que había un gran militante que trabajaba casi las 24 horas que era José Molina", manifestó.

Desde lo político, Vivas siempre se ha mostrado como un joven dirigente con una importante capacidad de movilización, quien además jamás ha escondido sus ansias de, por ejemplo, ser concejal de Pilar.

En el 2005 fue candidato a concejal en representación de su partido Unidad Popular Pilarense, en una alianza con la Izquierda Unida.

Luego, ya con la agrupación Causa Peronista, siempre trabajó cerca del proyecto del intendente Humberto Zúccaro, y cada vez que se habla de armar las listas con gente de Alberti su nombre no se puede eludir.

Sin embargo, Vivas quedó fuera de la nómina, aunque exhibe, a su entender, un modo de manejarse que "no todos tienen": lealtad.

"Quedé afuera de las listas del 2007 y el 2009 y jamás traicioné a Zúccaro ni a la gente que trabaja conmigo. De hecho, rumores decían que yo pegaba el salto a Unión Pro, cuando eso era mentira y sólo buscaba dividir. Nosotros vamos a trabajar en proyectos que no se caigan por cuestiones personalistas, como algunos de Alberti que decían venir por una nueva política y cuando no les dieron la cabeza de lista dieron un portazo", finalizó.

Ayuda social, entre los alimentos y los ladrillos

Además de la política, Vivas encara no sólo en Alberti sino en varias localidades una sistemática ayuda social, de la mano de la entidad Rinconcito de Pilar. En ese sentido, Vivas expuso que en Alberti se preparan por día 520 porciones de alimentos; en Del Viso 180 dos veces por semana, en Villa Rosa 300 también dos días a la semana, además de otros puntos.

Sin embargo, en el caso de Alberti la ayuda peligra ya que están registrando un aumento del pedido de cupos por parte de la gente. Esa situación, ante la imposibilidad de obtener más alimentos para seguir preparando las comidas, los obligaría a tener que cerrar algún día, ya que «no se puede decirle a algunos que sí hay comida y a otros no».

Además, la entidad que preside la hermana de Vivas, ha adquirido recientemente un bloquera que les permitirá fabricar sus propios ladrillos, con los que encararán dos cuestiones. Por un lado los venderán a particulares y pequeños corralones para nutrir de fondos a la entidad, y por el otro usarán los bloques para refaccionar casas a gente humilde. «Vamos a construir baños y hacer reparaciones de viviendas, ya que además tenemos un acuerdo con una Fundación de Boulogne que tiene un corralón en donde se venden todo tipo de materiales a muy bajo costo. Y si además van en nombre de la asociación el valor de las cosas disminuye un 50%», se alegró Vivas.

Además, explicó, la idea es que en el marco de ese proyecto se creen pequeñas cooperativas, que además ofrecerán sus trabajos no sólo a los más necesitados, sino a aquellos que puedan pagar y así solventar los gastos y sueldos de los trabajadores.Ayuda social, entre los ladrillos y los alimentos.

Comentá la nota