Diego Robles ya trabaja "en el achicamiento del gasto público"

El nuevo ministro de Economía del Gobierno de Santa Cruz ya enfrenta la crisis económica y apunta a la reestructuración del gasto público y la profundización de políticas para que los municipios logren una mayor recaudación. "La necesidad de un financiamiento es real", indicó.
Con 34 años, Diego Robles asumió como nuevo ministro de Economía del Gobierno de Santa Cruz y enfrenta la complicada misión que significa encontrarle una solución a la crisis financiera que tiene la provincia.

A poco de haber comenzado su trabajo, dialogó con el programa "La Parada" y comentó que se hará hincapié en la idea de reducir el gasto público y en optimizar la recaudación de los municipios, ya que la provincia realmente está complicada.

"Hay una realidad que está plasmada en el presupuesto de la provincia. El año pasado, con el paro petrolero que se extendió por más de 30 días, produjo un hueco financiero importante y este año se vio reflejado en el presupuesto y el déficit de 1.800 millones está plasmado en un primer momento y la necesidad de un financiamiento es real", indicó.

Luego dijo que con esa operatoria de trabar las garantías del Banco Nación, que esperan culminar las semana que viene en Buenos Aires, van a tener un poco de oxigeno para poder buscar otras herramientas financieras.

Robles sostuvo que la necesidad del financiamiento es real y se resentirá el plan de obras de infraestructuras educativas y sanitarias que estaba pensado y se pretendía asegurar con el fideicomiso que fracasó en la Cámara de Diputados.

"Habrá que buscar las herramientas necesarias como para ir paleando el déficit y tener como prioridad absoluta el hecho de garantizar en tiempo y forma de los sueldos y las jubilaciones", señaló.

Contexto complicado

El joven ministro resaltó que la situación actual no sólo la vive Santa Cruz, sino también el resto del país.

"Estamos en un contexto bastante complejo, en el que la mayoría de las provincias están pasando por problemas financieros y en el que todas tienen una dificultad cierta para poder pagar los salarias en tiempo y forma de acá a fin de año y Santa Cruz no es la excepción. Tenemos que reconocer que tenemos un problema y después tratar de buscar la mejor solución para ir paleándolo", aseguró.

Más adelante, indicó que los municipios experimentan la misma situación que vive la provincia, que su recaudación no les alcanza para pagar los salarios y lo que ingresa por coparticipación tampoco, por lo que la provincia los debe asistir financieramente.

A cuidar el bolsillo

Robles afirmó que una de las claves pasa por el achicamiento del gasto público y lograr dinamizar toda el área de recaudación propia de la provincia.

"Trabajaremos con un relevamiento integral de todas las delegaciones del interior y potenciar el acercamiento hacia el contribuyente para facilitar el pago de los tributos y trata de aplicar nuevas herramientas tecnológicas para que la Subsecretaría tenga un desenvolvimiento mucho más ágil y nos permita presentar una recaudación propia y esperamos que de este mismo modo esperamos que funcionen los municipios, para lo cual nosotros también vamos a trabajar desde el Ministerio con una fuerte interrelación con las comunas de la provincia", adelantó.

Entre otras cosas, dijo que entre todos tienen que tratar de que los municipios puedan recaudar más impuestos para que estén mejor económicamente y la provincia tenga que asistirlos en la menor cuantía posible.

Comentá la nota