Son diecisiete los expedientes abiertos en el barrio Esperanza

El secretario de Gobierno, Marcelo Battaglia confirma que son cuatro los casos de desalojo que se encuentran avanzados en el barrio Esperanza, aunque agregó que hay diecisiete expedientes abiertos con casos supuestamente irregulares.
El funcionario, avaló los dichos de la concejal Inés Lorenzo en el HCD que no sólo dio cuenta de esos cuatro casos, sino que también dijo que había otros tramitándose en etapas anteriores, y a la vez aportó detalles de los procesos que son necesarios y los tiempos que demanda.

Battaglia confirmó, "cuatro son los juicios más avanzados, pero en realidad son diecisiete los procesos administrativos iniciados en la Municipalidad los que luego pasan a la Justicia, y en caso de avanzar como hasta pueden terminar en juicio de desalojo".

"Padecemos los tiempos administrativos y judiciales porque – reconoció - invariablemente todas las casas con irregularidades están ocupadas por otra persona, y esa persona o toda la familia, se presenta en el trámite administrativo, ofrece algún tipo de pruebas y eso hace que haya que darle lugar, y cada elemento tratado demanda su tiempo prefijado tanto en lo administrativo como en lo legal, y todo ese tiempo que demanda choca con el apuro de la gente que está en lista de espera". El secretario de Gobierno, además dijo, "como están dadas las cosas, pareciera como que el Municipio no se ocupara de esta cuestión, algo que no es así, hay diecisiete casos en proceso, aunque en todos deben comprobarse fehacientemente la ocupación ilegal para luego iniciar el juicio de desalojo", explicó.

Además, explicó, "todos los que se encuentran en los casos mencionados articular sus defensas con abogados, aportando elementos probatorios y ejerciendo su derecho a defensa. Luego la Justicia determinará el valor de las pruebas, pero está claro que el tiempo que demanda este proceso choca con las necesidades de quienes están expectantes en lista de espera, gente que termina indignándose porque, sostienen, que hicieron la denuncia, aunque no entienden que el proceso no es automático. Conocemos casi todos los casos que allí se presentan pero todos deben entender que se debe cumplir los pasos administrativos y judiciales", remarco.

También informó que en los primeros tiempos hubo gente que renunció. "Recuerdo tres o cuatro casos, el de un empleado municipal, también el de una familia que se había ido de Colón y fue detectados por Acción Social y los lugares fueron ocupado por los suplentes, pero no fueron muchos más", dijo Battaglia.

"Seguimos haciendo inspecciones, antes todos los meses, ahora un poco más espaciados, pero continuamos porque hay una demanda permanente y porque el Estado debe resguardar el derecho de todos, los que están ocupando las viviendas y también quienes están en lista de espera y denuncian situaciones. Nosotros – dice Battaglia - pretendemos que los derechos de todos se respeten, la Dra. Pilar Ibarra está abocada principalmente a este tema, conocemos la situación de las viviendas supuestamente ilegalmente ocupadas, todo ha sido elevado a la Justicia, que seguramente verá nuestros informes, pero hará su propia investigación y hasta que no haya una sentencia nada se puede hacer", explicó finalmente.

Comentá la nota