Dictaron conciliación en el paro de los municipales

Después de tres semanas de protesta y de cinco días sucesivos de paro total impulsado por los gremios SOEM y APJ, la cartera provincial de Trabajo estableció una conciliación obligatoria de 20 días hábiles para que las partes busquen un acuerdo sobre la demanda salarial. El Ejecutivo ya acató la medida mientras que los sindicatos responderán el lunes si la obedecen.
Luego que durante la mañana de ayer la Secretaría de Trabajo de Chubut notificara al municipio de Comodoro Rivadavia y a los gremios en conflicto sobre el dictado de una conciliación obligatoria, el intendente Martín Buzzi valoró en forma positiva la medida. Así, resaltó la necesidad de "respetar las normas, acatar lo que dispone la ley, retomar el funcionamiento pleno de las actividades y terminar con la afectación que están sufriendo los vecinos", afirmó.

La Secretaría de Trabajo dictaminó la suspensión de la medida de fuerza que sostienen los trabajadores municipales en reclamo de demandas salariales, tras actuar de oficio y establecer un plazo de 20 días para que las partes puedan llegar a un entendimiento.

"Luego de los disturbios que un grupo de manifestantes sindicales produjo ayer (jueves) en un acto de la comunidad chilena en Comodoro Rivadavia, me parece muy atinada la decisión de declarar la conciliación obligatoria. Esto abre un camino para normalizar las actividades y, naturalmente, todos nos tenemos que comprometer con el respeto a las normas y las instancias legales establecidas para resolver este tipo de conflictos", expresó el jefe comunal.

Al manifestar su "pleno acatamiento a la medida conciliatoria", Buzzi dijo que "hay un mandato de los vecinos en el sentido de consolidar un orden basado en la racionalidad, el consenso y el diálogo serio sobre las políticas públicas.

Todo esto exige de un compromiso que excluya hechos como los vividos durante los últimos días, y no me refiero sólo al bochorno provocado el jueves, sino a las actitudes que vulneran la legalidad y el respeto básico a las normas de convivencia", argumentó.

LOS MUNICIPALES DECIDEN EL LUNES

La notificación de que la delegación Comodoro Rivadavia de la Secretaría de Trabajo había dictado de oficio la conciliación obligatoria, fue recibida por los delegados de los gremios APJ (Asociación Personal Jerárquico) y SOEM (Sindicato de Obreros y Empleados Municipales) cuando ya había culminado la concentración matinal.

Y dado que la movilización que protagonizaron desde las 5 de la tarde por calles céntricas estuvo acompañada en gran medida de familiares de los trabajadores, los dirigentes gremiales consideraron que ese no era el ámbito propicio para efectuar la asamblea que amerita la situación, y mucho menos realizar la votación correspondiente para decidir si acatarán la conciliación.

Fue así que al clausurar la marcha, el titular del SOEM, David González, informó que tal decisión será discutida en unidad y que no será tomada unilateralmente, por lo que anunció que el lunes -fecha de la primera audiencia en la subsecretaría de Trabajo- los empleados volverán a concentrarse en el ingreso a la Municipalidad, con la misma metodología de esta semana, con paro total de actividades, para celebrar la asamblea respectiva.

A criterio de los trabajadores existen dos condiciones en que debe contextualizarse el diálogo: que se retrotraiga la situación al momento anterior al inicio del conflicto, y que no se imputen los descuentos por días no trabajados. Es en ese contexto que antes de despedirse ayer, González subrayó: "vamos a debatir cuál es el marco del diálogo y cuáles son las garantías que vamos a tener los trabajadores. Si respetan el diálogo y respetan las garantías, seremos nosotros quienes tomaremos la decisión", sostuvo.

A su vez, el gremialista de la APJ, Roberto Astete, coincidió con González que lo que se buscará en defensa de los trabajadores son las garantías para sentarse ambas partes en igualdad de condiciones. "Nosotros mantenemos la vocación de diálogo que siempre tuvimos y nos queremos sentar a resolver este conflicto, pero tiene que estar claro con qué garantías nos sentamos y eso lo vamos a trabajar este fin de semana", señaló. Y destacó: "la otra parte (el Ejecutivo) va a tener que tener la misma postura, porque nosotros no queremos sobrepasar a nadie, pero tampoco ser sobrepasados".

Comentá la nota