Dictamen favorable al proyecto de ley de participación público privada

Dictamen favorable al proyecto de ley de participación público privada

El plenario de comisiones del senado emitió un dictamen favorable para el proyecto y será debatido la semana próxima en la cámara. La iniciativa del ejecutivo al senado busca implementar un nuevo modelo de ejecución y control de la obra pública, la baja de costos, la mayor competencia y la publicidad en las licitaciones.

El plenario de comisiones del Senado emitió, por amplia mayoría, un dictamen favorable para el proyecto de Ley de Participación Público Privada que será debatido la semana próxima en el recinto de sesiones de la Cámara Alta.

“Queremos dar una señal de que vamos a tratar este nuevo régimen. Es una señal a todo el mundo. Y también al mini Davos que se está llevando a cabo en este momento”, expresó el senador Federico Pinedo en referencia al Foro de Inversión y Negocios que se desarrolla en Buenos Aires.

Pinedo calificó al proyecto como “una herramienta de inversiones muy importante” ya que “permitirá acelerar la obra pública y la generación de empleo”.

El senador de PRO agregó que en la actualidad “el régimen de obras públicas está lleno de dudas e interpretaciones judiciales y todo el mundo le encontró la vuelta para hacerle juicios al Estado”.

“Se está buscando un mecanismo para generar un marco de inversiones a largo plazo”, enfatizó.

A su turno, el peronista Miguel Pichetto ratificó el compromiso del bloque que encabeza para apoyar la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo al Congreso.

“Ratificamos nuestro compromiso con la gobernabilidad, con ser una opción constructiva y con hacer posible que se materialicen las inversiones que permitan a la Argentina retomar la senda del crecimiento y el desarrollo a partir de las obras de infraestructura que necesita el país”, anunció Pichetto.

El senador rionegrino resaltó que apoyarán el proyecto “en consonancia con el foro que se está realizando en el Centro Cultural Néstor Kirchner en el que el gobierno está promoviendo a la Argentina como destino de inversiones”.

El proyecto de ley que establece un régimen de contratación público privado celebrado entre la Administración Pública Nacional, Centralizada y Descentralizada y Sujetos Privados.

La iniciativa obtuvo hoy dictamen por amplia mayoría en un plenario de comisiones ya que fue apoyada por todos los bloques que conforman las comisiones de Asuntos Administrativos y Municipales y de Infraestructura, Vivienda y Transporte y será debatida la próxima semana en una sesión especial.

El pedido de sesión especial fue formulado a través de un documento firmado por el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo; los jefes de los bloques de Cambiemos, el radical Ángel Rozas, y del Frente para la Victoria, el peronista Miguel Ángel Pichetto.

La solicitud de sesión especial también fue ratificada por los presidentes de ambas comisiones, el radical Alfredo Martínez, de Asuntos Municipales; y el kirchnerista Carlos Espínola, de Infraestructura.

La iniciativa enviada por el Ejecutivo al Senado, y que de ser aprobada será girada a Diputados, busca implementar un nuevo modelo de ejecución y control de la obra pública, la mejora de la eficiencia, la baja de costos, la mayor competencia y la publicidad de cada una de las licitaciones.

El oficialismo y la oposición, sin embargo, le introdujeron varias modificaciones al proyecto, entre las que se destacan el seguimiento de las contrataciones y la inclusión de una auditoría que deberá llevar a cabo la AGN.

Asimismo, se garantiza la participación de las pequeñas y medianas empresas, sobre todo las de capital nacional.

El dictamen obtuvo respaldo de Cambiemos y del peronismo, aunque algunos senadores del FpV firmaron en disidencia.

La formoseña María De la Rosa mencionó que la derogación, en el proyecto de ley, de un decreto firmado por el ex presidente Fernando De la Rúa, en el año 2000, perjudicará a su provincia ya que incluía un fideicomiso para la realización de obras en esa zona del norte de la Argentina.

Al respecto, durante el plenario de comisiones, el oficialismo se comprometió a hacer las averiguaciones pertinentes y aceptó modificar el dictamen si fuera necesario.

Quienes anunciaron su oposición fueron los representantes de la centro izquierda personalizada en los senadores Jaime Linares, bonaerense, y el porteño Fernando “Pino” Solanas.

Linares argumentó que con el nuevo régimen el Estado corría con todos los riesgos, mientras que Solanas denunció que la ley “santifica al Estado y al ciudadano bobos”.

Solanas, quien había llegado tarde al plenario, se puso a leer el proyecto en voz alta y a cuestionarlo hasta que el presidente de la Comisión de Asuntos Municipales, el radical Alfredo Martínez, le hizo ver que el documento que tenía el senador porteño era el incorrecto y no tenía ninguna de las modificaciones que se le habían introducido luego.

“No tengo el proyecto actualizado”, reconoció, finalmente, Solanas.

Coment� la nota