En diciembre se activaría el ramal Tucumán-Tafí Viejo

Lo anunció el gobernador José Alperovich en el acto de habilitación de la “nave de vagones” de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo.
"En diciembre comenzará a circular el tren que une Tucumán con Tafí Viejo", anunció ayer el gobernador José Alperovich en la "nave de vagones" de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo, donde apenas si se podía escuchar algunas alocuciones.

Esa fue una de las dos buenas noticias que segundos antes Alperovich decidió anunciar. La otra fue que la Presidenta Cristina Kirchner le había prometido que en los próximos 60 a 90 días se incorporarán 150 obreros más para que trabajen en Tucumán. "Esto es parte del sueño de poder cambiar este Tucumán querido. Y hubo alguien que nos ayudó a cambiar la provincia y que fue un tucumano más: Néstor Kirchner", agregó Alperovich.

Además, el gobernador se mostró agradecido con la Presidenta: "Ella nos permitió equipar los talleres para que entren en funcionamiento, y nosotros somos agradecidos y la vamos a apoyar porque nos dio todo lo que tenía que darnos para sacar a Tucumán y al país adelante. Hay códigos de lealtad hacia el gobierno nacional", indicó.

Cuando fue su turno de hablar, el Secretario de Transporte de la Nación dijo: "Cumplimos una vez más la palabra que empeñáramos años atrás. Hoy ponemos todo el equipamiento al servicio de estos cascos azules que están sentados en primera fila, que se van a multiplicar por cientos, para recuperar la historia que jamás tendríamos que haber perdido. Gracias por ser parte de este hecho histórico", dijo en relación con empleados del ferrocarril Belgrano que estaban ubicados cerca del escenario vistiendo sus uniformes.

Por su parte, el intendente de Tafí Viejo, Javier Pucharras, calificó al día de ayer como "histórico" y recordó que con la creación de los talleres ferroviarios eran parte del "sueño de forjar una Argentina libre, próspera y justa". "Vientos de cambio llegaron a Tucumán", expresó y agradeció el acompañamiento del gobernador durante su gestión.

Desde Buenos Aires

La Presidenta siguió el acto desde la Quinta de Olivos y dirigió unas palabras mediante el sistema de videoconferencia, por medio de dos pantallas gigantes.

La mandataria calificó como "un símbolo" la reapertura de los talleres ferroviarios y dijo que la iniciativa contribuirá a reconstruir el sistema ferroviario.

"Es un símbolo emblemático que estemos poniendo en funcionamiento estos talleres en forma moderna a poco menos de dos años del bicentenario", dijo, y recordó que los talleres fueron inaugurados en 1910. "En esa época éramos una de las economías más importantes del mundo", afirmó, y añadió: "Han pasado muchas cosas, cosas que nos deben hacer aprender cómo debemos cuidar las cosas que construimos y a la Argentina la construimos entre todos, con el esfuerzo de todos".

Después, la Presidenta agradeció a los tucumanos. "Siempre tuvieron esperanza y demandaron lo que les habían quitado: el derecho a trabajar", señaló.

El acto

Los bombos, redoblantes y cantos eran ensordecedores durante el acto en el que participó Alperovich y que se realizó ayer en la ciudad taficeña.

Ante una concurrencia de miles de personas estuvieron presentes el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime; el vicegobernador de Tucumán, Juan Manzur, y funcionarios de la Provincia y el Municipio.

La "nave de vagones" estaba adornada con banderas de agradecimiento a la Presidenta, al Gobernador, al secretario de Transporte de la Nación y al intendente de Tafí Viejo. La mayoría de los que participaron del acto llegaron desde otras localidades en ómnibus. Se los podía identificar por sus gorras, remeras, pecheras o banderas, donde podía leerse el nombre del lugar del que eran oriundos. Así, además de vecinos de la zona, participaron habitantes de Las Talitas, Delfín Gallo, Ranchillos, Colombres, Los Ralos, entre otras localidades del interior.

El acto concluyó con una bendición de las instalaciones y el rezo de un Padre Nuestro.

La inversión para reactivar máquinas y comprar nuevo equipamiento de alta tecnología alcanza los 19 millones de pesos, y los trabajos estuvieron a cargo de la empresa metalúrgica Di Bacco. La restauración del lugar permitirá aumentar la producción y pasar de una dotación actual de 60 a 200 trabajadores, muchos de ellos altamente especializados. En los talleres, que volvieron a la actividad en 2004, se reparan vagones de carga y de pasajeros pertenecientes a la empresa Belgrano Cargas.

La construcción de los Talleres de Tafí Viejo comenzó el 12 de marzo de 1902 durante la presidencia de Julio Argentino Roca y, ocho años después, concluyó la edificación del establecimiento, que comenzó a funcionar en 1912. Dejaron de funcionar en 1977 y, siete años después, Ferrocarriles Argentinos y el gobierno provincial resolvieron que las 22 hectáreas con sus partes edilicias y sus maquinarias fueran vendidas.

Los talleres volvieron a abrirse en 1984, pero volvieron a ser cerrados diez años después.

Villa Obrera

Villa Obrera está ubicada justo frente al paredón de los talleres ferroviarios. La mayoría de las casas tienen unos 100 años de antigüedad. En esa zona, todos tienen anécdotas que contar porque trabajaron en los talleres o tienen parientes o conocidos que lo hicieron. En Villa Obrera se percibe una mezcla de sentimientos. Hay nostalgia por las épocas de esplendor de los talleres, durante las cuales, aseguran, "Tafí Viejo tenía otra vida". También hay esperanzas de que regresen esas épocas y algo de miedo porque las promesas de empleo no se cumplan. Además, todos coincidieron en afirmar que los puestos de trabajo deben ser cubiertos por taficeños.

Una ciudad con vida

"Antes de que cerraran los Talleres Ferroviarios la ciudad tenía otra vida. Había trabajo y la gente tenía para vivir", recordó Francisca Medina, vecina de Villa Obrera, una zona aledaña a los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo.

"Esperemos que no se trata de una promesa solamente, porque hay mucha gente joven que necesita trabajo", comentó. "Con un empleo asegurado la juventud dejará de estar perdida, porque tendría un incentivo para prosperar", agregó. Para Francisca, a la hora de cubrir los puestos de trabajo se le deberá dar prioridad a los taficeños.

Alfredo, que charlaba con Francisca en la vereda y trabajó en los talleres durante 36 años, contó: "Antes, decir que uno era ferroviario era todo un orgullo y cuando uno se ponía de novio, la madre de la chica siempre le decía que no lo vaya a querer dejar escapar". "En la época en que funcionaban los talleres, Tafí Viejo tenía vida. Eso se perdió cuando los cerraron", agregó Alfredo, que, según contó, se "crió" en los talleres. "Mi padre y mi abuelo antes también trabajaron allí", relató.

Importante adelanto

"Mi abuelo trabajó 39 años en los talleres ferroviarios, pero falleció y lamentablemente no tuvo la oportunidad de volver a verlos funcionando", dijo María de los Ángeles Molina, también de Villa Obrera.

"Es muy necesario que haya empleo para los jóvenes. Además, la reactivación de los talleres permitirá que otros trabajadores se beneficien, como los vendedores ambulantes. Sucederá algo similar a lo que pasó hoy (por ayer) a causa del acto, que se llenó de vendedores de comida y helados", dijo María.

Por su parte, José Armando Suárez, otro vecino de la zona, dijo que la habilitación de los talleres y la circulación del tren entre San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo son "adelantos muy importantes para la ciudad, porque permitirán un mayor contacto entre las localidades". "El tren también será muy útil para gente de los alrededores, no sólo de Tafí Viejo", señaló. Suárez contó que su padre trabajó durante muchos años en los talleres y que disfrutaba mucho de esa ocupación. "Lloraba cuando se estaba por jubilar", recordó.

Necesidad de empleo

"Tafí Viejo quedó dolorido por el daño que le hicieron al ferrocarril. Había vida y no quedó nada", recordó Ricardo Villarubia, y añadió: "Si es una realidad que todo va a volver a funcionar, y Dios quiera que sea así, entonces va a ser muy beneficioso para la ciudad".

Para Ricardo, el tren entre San Miguel de Tucumán y Tafi Viejo permitirá ahorrar el boleto de ómnibus, que, según dijo, es muy caro. "Las empresas de colectivos te comen el bolsillo", indicó. Además, remarcó la necesidad de generar empleo. "Me duele por los que no tienen trabajo ni la posibilidad de tener el pan diario", expresó, y dijo que quienes más necesitan ocupar esos puestos son los habitantes de Villa Obrera, que según Ricardo es la zona con mayor desocupación de la ciudad.

El comerciante Julio Balzarín se mostró más escéptico. "No creo que todo vuelva funcionar a corto plazo", opinó y recordó épocas anteriores: "La ciudad era pujante. Venía gente de afuera y había más vida comercial", aseguró. También dijo que en toda Villa Obrera hay mucha ilusión.

Por Felipe Quiroga

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota