"Los dichos de Spada sólo causaron más dolor a quienes ya sufren dolor"

El escritor y dramaturgo, Vicente Zito Lema, que conforma el jurado del concurso de Literatura organizado por el nuevo aniversario de las explosiones, dijo que las declaraciones del rector fueron "desgraciadas, inoportunas y escandalosas". Aseguró que hace falta "una conducta más humanista"
Luego que el rector de la Universidad Nacional, Oscar Spada, asegurara a PUNTAL que las conversaciones extrajudiciales con los familiares de las víctimas de las explosiones de la Planta Piloto de Ingeniería estaban terminadas por el último cruce judicial y mediático generado por la demanda civil presentada por Claudio Ceballos contra la casa de altos estudios, ayer Vicente Zito Lema cruzó esos dichos con dureza al calificarlos de "inoportunos, desgraciados y escandalosos".

El escritor, periodista y dramaturgo, participa como jurado en el concurso organizado por la Asociación Gremial Docente titulado "Por la memoria, la utopía y la esperanza", donde además cuenta con el acompañamiento de los familiares de las víctimas.

¿Cómo ve a los familiares de las víctimas luego de compartir tantas horas como jurados?

He visto a los familiares trabajando en esto y pude ver el bien que ha tenido en sus espíritus la tarea aún en días en que ellos se han visto lastimados, acosados por las desgraciadas e inoportunas, y más aún, escandalosas palabras del rector de la Universidad Nacional de Río Cuarto -Oscar Spada-que sólo han traído más dolor a los que ya sufren dolor. Y que poco contribuyen a mostrar ese amor social que uno imagina que pueden tener personas con cargos públicos como el de rector. Me extrañó muchísimo las declaraciones, que no se conllevan con una postura humanística ante la vida que uno mínimamente reclama de alguien que ocupa un rol social de tal envergadura. Ser el rector de una Universidad Pública demanda un rol social. Pero veo que han sido lastimados sin sentidos los familiares.

¿Usted cree que hay algo detrás de todos estos cruces?

No se que hay detrás de todo esto. Yo no he conversado con el rector. Me cuesta entender sus motivaciones. Causar un daño a personas sufrientes no hace a la tradición humanística y hay cargos que implican una conducta humanística. Un rector no puede hablar así, por más que tenga intereses personales, su ideología, su marco político, sus ambiciones narcisistas; uno puede comprender todo, pero hay cargos en una comunidad que implican una responsabilidad mayor y creo yo sin faltarle el respeto a nadie, he quedado azorado sin poder entender qué motivó lo que dijo el rector de la Universidad Nacional.

¿Por qué cree que esto surge a horas del segundo aniversario?

Por eso digo que es un escándalo. Decirlo a pocos días, cuando los familiares sienten el agobio de la tragedia, que vuelve siempre con más fuerza cuando se celebra un aniversario. Por eso digo que es un escándalo y que no se condice con el cargo que uno piensa y la conducta que uno imagina para un rector de una universidad pública. Si fuera de una universidad privada uno diría bueno, hay otros intereses, otras circunstancias. Pero estamos ante lo público, y cuando alguien tiene un cargo público tiene una responsabilidad mayor. Y me da tristeza porque soy un hombre que defiende lo público y ama las universidades públicas. Entonces luego de una tragedia que no sólo conmovió a la comunidad de Río Cuarto, sino a todos los que de una forma u otra somos parte del mundo universitario, uno espera que quien representa a ese mundo en el mismo territorio donde viven las víctimas tenga cuidado con sus palabras.

¿Cree que es posible o necesario reconstruir esa relación?

Ahí ya deberían responder los familiares que son los directamente involucrados. Desde mi pensamiento, siempre que hay detrás de una situación muerte, dolor, tragedia, es obvio que siempre ayuda que las relaciones sociales estén marcadas por la buena fe, por el amor mutuo, la fraternidad. Creo que toda la comunidad de Río Cuarto debería abrazar muy fuertemente a los familiares, especialmente en estos días. En ese marco mi deseo es que se solucionen los problemas, pero las palabras tan contundentes del rector se presentan como una valla. Para que haya una relación de amor todos los involucrados en el vínculo tienen que tener conducta amorosa. Y por lo que leo en el diario, el rector de conducta amorosa ha expuesto muy poco, para ser sincero, nada. No sólo las rechazo, sino que me suenan inexplicables. Rondan el mal gusto.

El concurso, una posibilidad de transformación

"Participo de la idea que una de las funciones del arte es reparar heridas a los muy sufrientes. Eso es parte de la humanidad. Siempre el arte logra que la tristeza de la vida, que el dolor de la vida, que las depresiones, que las pérdidas, que las angustias puedan sublimarse en vida, en belleza, en memoria. Esto no quiere decir que el dolor de los que padecen una desgracia quede extinguido, pero sí que dentro de las posibilidades humanas el arte tiene esa capacidad de transformación", dijo Zito Lema sobre el concurso literario que el 10 tendrá a los ganadores. "El resultado es muy positivo. No es frecuente que participe tanta gente en un concurso de literatura", dijo el escritor quien trabaja en la puntuación junto a familiares y docentes.

Comentá la nota