Dicen que hay un "tinte político" en el retraso de la llegada del colectivo a nuestra ciudad.

Carlos Pesce apuntó contra los concejales Ricardo Petraglia y Andrés Rosa. Los acusó de no haber hecho "nada por el transporte público en 20 años".
Mientras la llegada del colectivo a Junín se parece mucho más a una buena idea casi utópica que a una realidad concreta, la polémica a su alrededor no deja de crecer.

Carlos Pesce, vocero no oficial de la empresa Fortín Federación –ya tiene registrado ese nombre–, primera en llegar con una propuesta, cambió la escenografía de la controversia para acercarla a la coyuntura que parece teñir todo: las elecciones.

El kirchnerista secretario general de la CGT dijo que será "imposible" avanzar con la puesta a punto del transporte público de pasajeros a un mes de las elecciones y dijo que la polémica ya tiene un "tinte político". En ese sentido, acusó a los concejales Ricardo Petraglia y Andrés Rosa de no haber hecho "nada por el transporte público en 20 años", aunque prometió que la empresa pondrá en funcionamiento las unidades.

Las declaraciones

"La empresa ya compró una propiedad, tiene 34 operarios con el preocu-pacional y el psicofísico hecho y los uniformes comprados. Este señor podría haber presentado la mayoría de los papeles con cualquiera de las sociedades económicas con las que ya ha trabajado pero decidió hacer las cosas bien", explicó.

"El Intendente nos prometió que no va a haber licitación porque los antecedentes del empresario (Juan Sauro) son impecables. Si sale la licitación el problema es que cae la precariedad y esto complica la situación con respecto a Agustín Roca y la Laguna, por ejemplo", desarrolló Pesce.

En las últimas semanas, desde la comisión de transporte y tránsito del Concejo Deliberante habían advertido sobre el fin de la ordenanza que prorrogaba la emergencia en el transporte público. "Hay un tinte político. Ricardo Petraglia y Andrés Rosa aparecen preocupados cuando en 20 años no hicieron nada por el transporte público de pasajeros", lanzó.

"Tenemos las 20 unidades y a los choferes esperando. No hay interés, pero evidentemente hay algún negociado, un gato encerrado", disparó.

Comentá la nota