Dicen que no hay riesgo ambiental

La organización sostiene que el estudio que realizó fue aprobado por los gobiernos provinciales
El Rally Dakar 2009 recorrerá unos 10 mil kilómetros entre la Argentina y Chile y habrá representantes de 49 naciones, lo que le da una relevancia fantástica a la carrera. Sin embargo, las protestas de los arqueólogos y los ambientalistas la pusieron en la picota.

Quienes tienen la responsabilidad de llevar adelante el raid, no obstante, están convencidos de que todo marcha sobre rieles y no hay de qué preocuparse. "La empresa ASO (Amaury Sport Organization), organizadora del rally, presentó un estudio ambiental que incluía riesgo arqueológico y que fue aprobado por todos los gobiernos provinciales", explicó Leonardo Boto Alvarez, funcionario de la Secretaría de Turismo a cargo de la coordinación general de la prueba.

Funcionarios de esa dependencia afirmaron que las máquinas no pasarán por los parques nacionales ("sería lo último que haríamos", aseguraron), después de que los arqueólogos le enviaran una carta de advertencia al secretario de Turismo, Enrique Meyer, en la que se explicaba que el Dakar "causará una afección permanente sobre sitios arqueológicos, fauna y flora local y economías rurales, entre otros".

Alvarez argumentó que "el estudio realizado por ASO fue aprobado por todos los gobiernos provinciales" y que el país se encuentra ante una "oportunidad única" para atraer visitantes extranjeros y promocionar los paisajes locales.

Meyer se confesó impactado por la posibilidad de "recibir estas impresionantes máquinas de competición", y sostuvo que ello "representa un verdadero esfuerzo de logística. Esperamos que el Dakar sea un éxito en la Argentina", además de adelantar que es su intención que la competencia se vuelva a correr aquí en 2010, año del Bicentenario nacional.

Comentá la nota