En off / Qué dicen los políticos cuando nadie los escucha

Mientras Cristina habla, Néstor negocia
Con todos los focos sobre la Presidenta, que reaparecía en público, los ministros empezaron a acomodarse ayer en las sillas que les reservaron en el auditorio de Olivos. Enseguida llamó la atención la ausencia del jefe de Interior, Florencio Randazzo, que había entrado en la residencia horas antes. El misterio se resolvió pronto: Randazzo se había quedado con Néstor Kirchner en otro ambiente, porque tenían una reunión impostergable con intendentes del interior bonaerense (Lobería, Trenque Lauquen, Mar Chiquita y Exaltación de la Cruz). Mientras Cristina daba su discurso, ellos negociaban los fondos que recibirán para infraestructura en el año electoral. El secretario de Obras, José López, también fue de la partida.

Dandy en la playa. Las esbeltas y bronceadas encargadas del parador Ola-lá de Villa Gesell sólo tienen palabras de admiración hacia él. "Es un dandy", comentan. ¿De quién hablan? Del octogenario juez de la Corte Suprema Carlos Fayt, un usual visitante de esas playas. "Siempre está vestido al tono, discreto pero elegante, y es muy amable", aseguran en el balneario. Nadie sabe si se saluda con el ministro Aníbal Fernández, que junto con otros dirigentes bonaerenses matiza los veranos con partidos de truco a tres hileras de carpas de distancia.

Un millón de amigos. Miguel Lifschitz, el intendente socialista de Rosario, no para de hacer amigos. Al menos, en el mundo virtual ya no tiene espacio para tanto amor. Cuando alguien intenta hacerse amigo de él en la red social Facebook, se topa con un cartel llamativo: "Error. Miguel ya tiene demasiados amigos". El límite que impone el sistema es de 5000 amigos. Para no decepcionar a sus fans, tuvo que abrir otro perfil como figura pública, sin límite, en el que ya sumó 400 interlocutores. En esa cuenta tiene dos álbumes de fotos. Uno, con 15 postales de "lo mejor de Rosario". El otro tiene instantáneas del intendente con distintas personalidades: desde Julio Cobos a Fito Páez, el futbolista Maxi Rodríguez y el periodista Jorge Lanata.

¿Alianza en Ciernes?. Alfredo De Angeli volverá a la ruta con un acompañante inesperado: Jorge Macri, diputado bonaerense y primo del jefe de gobierno porteño. Coincidirán mañana en una asamblea de ruralistas en Coronel Vidal, donde escucharán los problemas de los productores. También está invitado Felipe Solá. Igual todos se preocuparon por aclarar que no es el principio de una alianza electoral.

Comentá la nota