Dicen que llevan chicos a robar a San Isidro desde otras zonas

Así lo señala una denuncia presentada por el intendente ante la Justicia. Asegura que hay bandas que los trasladan y les dan equipos de comunicación. Y que la mayoría proviene de La Matanza, como los acusados por el crimen del ingeniero.
La polémica derivada del brutal asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea (46) en San Isidro no se detiene. Mientras que un grupo de vecinos se reunió ayer para exigir seguridad frente a los tribunales locales, el municipio salió a denunciar que hay bandas organizadas que captan menores de edad en distintos puntos del conurbano y los llevan a robar a este partido de la zona norte.

La denuncia fue rescatada ayer por el Instituto para la Observación y Prevención de la Inseguridad de San Isidro (IOPI), una asociación integrada por foros sociales, colegios de abogados, miembros del obispado y organizaciones no gubernamentales de la zona. Aunque nunca trascendió en los medios, fue presentada el 17 de septiembre del año pasado ante la Justicia por el intendente municipal, Gustavo Posse, y jamás tuvo respuesta.

La situación se conoce en medio de una embestida del Gobierno bonaerense para que se baje la edad de imputabilidad de los menores, que sumó ayer la divulgación de cifras del delito (ver Scioli...).

Según fuentes del municipio, la denuncia se generó por la gran cantidad de robos registrados en el distrito, donde se detuvo a menores de edad provenientes de otros partidos del conurbano. "El 70% son de La Matanza", dijeron los voceros. Es decir, del mismo lugar del que salieron los asaltantes que el martes mataron a Barrenechea en su casa de Acassuso.

"En no pocos hechos delictivos los menores aprehendidos se encontraban muñidos de modernos aparatos de comunicación y la mayoría de ellos no se encontraban domiciliados en San Isidro sino en distintos partidos de la provincia de Buenos Aires", indica la denuncia, a la que tuvo acceso Clarín.

"Se ha tomado conocimiento (...) de la existencia de grupos de personas mayores de edad que reclutarían menores en distintos lugares del Gran Buenos Aires y, provistos de medios de comunicación, los acercarían a este municipio a fin de utilizarlos en la comisión de hechos delictivos", agrega el escrito presentado por Posse.

Si bien según fuentes judiciales aún no se pudo comprobar legalmente si esto realmente ocurre, parte de lo denunciado coincide con los antecedentes reunidos por quienes investigan el crimen de Barrenechea.

De acuerdo con los investigadores, los asesinos del ingeniero son de La Matanza y ya habrían estado involucrados en al menos tres casos anteriores ocurridos en San Isidro. Serían tres robos a mano armada en casas, que los sospechosos cometieron cuando eran menores de edad, motivo por el cual habrían sido liberados al poco tiempo (ver Más datos...).

Mientras, los vecinos de San Isidro volvieron a reunirse para reclamar seguridad. Se juntaron por la mañana en el edificio de tribunales y colocaron carteles que decían: "Queremos Justicia y Seguridad"; "Hagan algo"; "Por una verdadera Justicia y Seguridad". Uno de los manifestantes, que se identificó como Angel e integra una sociedad llamada "Vecinos por la vida", comentó a Télam: "Somos todos potenciales ingeniero Barrenechea". Al mismo tiempo, a una cuadra de allí, un asaltante armado entró a un local "Kevingston", amenazó al dueño y a dos clientes y huyó con dinero y algo de ropa.

Comentá la nota