Los K dicen que si las encuestas les dan 5 puntos arriba, la diferencia con el 2º será el doble

Muy poco podemos agregar a todo lo que hemos señalado respecto de las encuestas rumbo a los comicios legislativos del próximo domingo; solamente remarcar que en el kirchnerismo tienen el convencimiento de que si la mayoría de las encuestadoras coinciden en otorgar 5 puntos de diferencia a favor del Frente Justicialista para la Victoria bonaerense, el triunfo será por más de 10 puntos.
En el oficialismo comenzaron a llegar a esta conclusión dos meses atrás cuando Néstor Kirchner tomaba conocimiento –desde el riñón de las mismas medidoras- de que los distintos sondeos que empezaban a publicarse escondían entre 4 y 7 puntos que favorecían al oficialismo en territorio de Daniel Scioli, lo que llevó al ex presidente a exigir, en distintos actos de campaña "que muestren los verdaderos números, las verdaderas encuestas, no escondan las encuestas…".

Desde las encuestadoras tomaron recaudos y acordaron "en voz baja" no desentonar demasiado con los panoramas de los peores presagios que venían alentando desde un año atrás como mínimo las portadas y líneas editoriales de los diarios La Nación y Clarín; y por una cuestión de subsistencia, porque necesitan que los multimedios les publiquen sus trabajos de campo.

"No desentonar demasiado pero no al límite de quedar ‘pegados’ a un papelón cuando los números siempre han sido favorables al Frente Justicialista para la Victoria (que encabezan Néstor Kirchner-Daniel Scioli)", contó a quien suscribe este Panorama un fiel analista vinculado a Jorge Aurelio en inmediaciones de la Casa Rosada.

Era sabido que Manuel Mora y Araujo se iba a mantener en sintonía con La Nación y Clarín; y que Poliarquía rifó el escaso caudal de prestigio con que contaba quedando a expensas de la línea editorial y empresarial del diario de los Mitre; pero Roberto Barman (CEOP), Analía Del Franco (Analogías), Ricardo Rouvier (Rouvier y Asociados) y Hugo Haime y Enrique Zuleta Puceiro salieron a ventilar este domingo diferencias de 5, 6 y 7 puntos a favor del oficialismo en la "madre de todas las batallas". No comen vidrio y los y la verdad de los comicios se develará en siete días.

Manuel Mora y Araujo habla de final abierto, mientras que desde Poliarquía dicen tener datos que otorgan una diferencia de 2, 5 puntos en favor de Unión-PRO.

Las medidoras que hacen el juego a los medios, sobre todo Poliarquía, más las discusiones "piantavotos" de Elisa Carrió y Julio Cobos (por ejemplo por aquella foto del vicepresidente con Francisco De Narváez); más la clara búsqueda de Néstor Kirchner de erigir como oponentes al "Colorado" y al titular del Pro, Mauricio Macri, parecieron fagocitarse al Acuerdo Cívico y Social cuando desde este frente de la UCR y la Coalición Cívica bonaerense que encabezan Margarita Stolbizer y Ricardo Alfonsín habían repuntado notablemente en las encuestas.

Pero Stolbizer, que hace tiempo viene advirtiendo de que Kirchner-Scioli y De Narváez-Solá no representan otra cosa que la interna de la interna del PJ, sabe de estas batallas, las medidoras ya la han dado en quinto lugar en anteriores comicios y sorprendió a todos ubicándose en el segundo puesto.

El tema es que cuando se anteponen los intereses empresariales y económicos por encima de la puja preelectoral real se confunde al electorado con el objetivo de una polarización que se llevaría puesto al Acuerdo Cívico y Social. Pero la verdad la develarán los bonaerenses el domingo y en las urnas.

La presión mediática desmedida contra el Gobierno K de los multimedios la padece, en Córdoba, la UCR, que tiene que leer el nombre de su principal contrincante en las urnas, Luis Juez, no a menudo sino todos los días en las portadas de La Voz del Interior, porque desde el conflicto con el campo el titular del Partido Nuevo y ex intendente de Córdoba asomó como el político opositor más ácido contra el kirchnerismo; recibió la bendición del Grupo Clarín y, por ende, cuenta con el virtual auspicio del principal diario cordobés.

Pese a este panorama tan desigual, los boina blancas cordobeses se han planteado la cuestión del orgullo de ser radicales y están segundos en un par de encuestas del distrito, dicen cada vez más cerca del juezismo, que se vio afectado por los conflictos de los trabajadores municipales de la capital cordobesa, en el que tienen responsabilidad el "contador de chistes" devenido a político y el intendente Daniel Giacomino.

Asoma una semana en la cual habrá muchísima más pirotecnia verbal y entrecruzamientos de titanes en la provincia de Buenos Aires. Saben que tienen tiempo hasta las 24 horas del jueves para terminar de exhibir todas sus cartas porque a esa hora (la hora 0 del viernes), comenzará una veda que los principales diarios (La Nación y Clarín) no van a respetar pese a que siempre mantienen bajo la lupa la conducta de la clase política.

La Nación va a volver a publicar encuestas hasta el mismo domingo 28 de junio porque "Los Guardianes de la República" aplican a rajatabla la consigna del "haz lo que yo digo pero no lo que hago".

Sobre la composición del oficialismo en ambas cámaras en el Congreso Nacional tras los resultados del próximo domingo, y para tanto periodista dormido que habla de quórum propio sin saber de qué se trata, recordamos que tras el fracaso de la resolución 125 de retenciones móviles al campo hubo una diáspora en el FpV que quedó con 115 diputados (el quórum se logra con 129).

Sin embargo los proyectos de Movilidad de los Haberes Jubilatorios; de eliminación de las AFJP y de Expropiación de Aerolíneas Argentinas fueron aprobados sin ese quórum propio y por contundente mayoría, a saber: 140 votos positivos y 78 negativos en diputados, y 45 a 22 en el Senado (Haberes Jubilatorios); 162 votos a favor y 75 votos en contra en la Cámara Baja y 46 a 18 en la Cámara Alta (AFJP); y 152 votos a favor, 84 en contra y una abstención en Diputados y 42 votos afirmativos contra 22 negativos en el Senado (Expropiación AA).

En la Casa Rosada, Olivos y El Calafate dicen dormir tranquilos porque, aún perdiendo bancas, el número de legisladores con que contará el oficialismo en ambas cámaras a la hora de tratar, por ejemplo, el proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el panorama será similar al vigente cuando se trataron esas tres iniciativas. Qué lo parió… (www.agencianova.com)

Comentá la nota