Dicen que dejará $446 millones en la provincia

Es lo que una de las constructoras estima que gastarán en insumos, mano de obra y servicios locales.
Las grandes obras de infraestructura suelen dejar mucho más de lo que queda a la vista. En San Juan se empezará a ejecutar dentro de poco el dique Punta Negra y en el sector local ligado a la actividad de la construcción hacen cuentas de los dividendos que escurrirá para obreros y proveedores de insumos y servicios. En la cadena de beneficiarios directos e indirectos hay desde panaderos que le venden semitas a los obreros hasta firmas de transporte y en Panedile, una de las empresas que hará la obra, calcularon que sólo en la provincia se moverá una masa de dinero equivalente a 119 millones de dólares -unos 446 millones de pesos- en cuatro años y medio, el tiempo que tardará en estar lista la nueva central hidroeléctrica. La cúpula de la constructora aseguró que el 90 por ciento de la mano de obra será local.

Hoy, con el impacto de las crisis mediante, en la UOCRA reconocen que la actividad es víctima de una importante depreciación. Por eso, las obras públicas con financiamiento ya comprometido generan grandes expectativas en los que podrían verse favorecidos por el movimiento económico que van a generar.

Punta Negra, que empezaría a ejecutarse en julio, es una de ellas. El proyecto nació hace 11 años, pero por problemas económicos y políticos quedó postergado (Ver Cronología). Es el complemento de otro dique, el de Los Caracoles, que se terminó en 2008 y que en dos meses producirá energía en forma continua.

El nuevo dique está valuado en 335,2 millones de dólares entre obra civil, ingeniería y el equipamiento electromecánico. Pero a los actores de la economía sanjuanina les interesan los 238 millones de dólares de la obra civil -está deducida la rentabilidad-, ya que en ese ítem del presupuesto están incluidos los gastos por compra de insumos, mano de obra y contratación de servicios que deberán realizar las empresas Techint y Panedile -las mismas que hicieron Los Caracoles- para levantar la obra.

La clave para medir el movimiento de dinero es saber qué contratará y comprará la UTE constructora en estas tierras (Ver aparte). Según le dijo a este diario el propietario de Panedile, Hugo Dragonetti, "los servicios se contratan en San Juan" y "el 90 por ciento de la mano de obra será local porque sabe lo que es hacer un dique" -el resto son profesionales calificados-.

El máximo responsable de la obra en representación de Panedile, Mario Chividoni, calculó que la mano de obra, los servicios y los insumos que se adquieren en San Juan representan "más del 50 por ciento" del costo. Significa que en la plaza local quedará aproximadamente la mitad de los 238 millones, es decir algo más de 446 millones de pesos en los cuatro años y medio previstos para su ejecución.

Para darle magnitud a la cifra bastan algunas comparaciones. Equivale al valor de cinco estadios como el que se construirá en Pocito, a casi nueve teatros del Bicentenario y a más del doble de lo que se dijo que iba a costar el Centro Cívico.

La plata que gotee hasta llegar al último eslabón de la cadena, los trabajadores directos e indirectos, se suman a los beneficios técnicos. Punta Negra permitirá almacenar agua para ampliar el sistema de riego y está previsto que genere 296 Gwh de electricidad. Con ese aporte, a San Juan le alcanzará para cubrir con energía propia los 1.190 Gwh que consume regularmente.

Comentá la nota