Dicen que los aumentos de las tasas al comercio son irrisorios

Afirman que los incrementos dispuestos desde el Ejecutivo local ayudarán a mejorar la "vigilancia bromatológica". Los aumentos rondan el 320% para los productos alimenticios

POSADAS. Los comerciantes de Posadas están preparando solicitudes de recursos de amparo por las subas de las tasas para inspecciones alimenticias, las que se canalizarán a través de la entidad que los nuclea. Aunque, según la Municipalidad, la readecuación cobrada por bromatología responde a “un criterio de recuperación eficiente de las funciones propias del municipio y luego de un cuidadoso análisis de equidad contributiva”.

Los nuevos valores de introducción afectan a productos derivados de lácteos, carnes vacunas y pollos.

La actualización de tasas, que entró en vigencia desde la publicación el 12 de noviembre pasado en el Boletín Oficial de la Ordenanza Nº 2387, promulgada por Decreto Nº 1354/08, alcanza a la mayoría de los rubros de competencia municipal y corrige el “casi irrisorio valor de las anteriores tasas, dada la evolución de precios, salarios y costos producidos luego de la salida de la convertibilidad”, según la comuna.

Explicaron que “con el mismo criterio que para otros rubros, las actualizaciones de valores en el derecho de inspección bromatológica se establecieron sobre un criterio de recuperación eficiente de las funciones propias del municipio y luego de un cuidadoso análisis de equidad contributiva; quiere decir, más paga quien más puede”.

Aunque desde la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP), no comparten esa visión sobre el tema candente. Desde esa entidad confirmaron que se adelantaron los pasos legales a tomar “para defender los derechos de todos los comerciantes de Posadas”, según su titular Diego Barrios.

Desde la voz oficial se afirma que la actualización produce un “efecto insignificante” en los costos unitarios de los bienes comprendidos: 5 centavos por cada kilogramo de carne vacuna y pollo y 3 centavos por cada litro de leche. Estos valores deben vincularse con los precios que por ellos paga el público consumidor en el mostrador, para comprobar su verdadera incidencia.

Al decir de los dirigidos por el intendente Orlando Franco, “el análisis demuestra que la actualización en las tasas de inspección produce un impacto insignificante en los costos. En cambio, permite al municipio atender mejor la vigilancia bromatológica (cadena de frío, condiciones de distribución, entre otros) que redunda en mayor seguridad de los productos de consumo para todos. Esta garantía es invalorable”.

Encuentro clave

Ayer a la noche se desarrollaba una reunión en la CCIP para decidir los pasos legales.

“Los aumentos son desmedidos, pensamos en recursos de amparo, que fueron utilizados en otra oportunidad similar y resultaron”, declaró Barrios.

Los comerciantes destacaron que un ejemplo es el de la carga de pollos eviscerados, hasta la semana pasada se pagaba en concepto de tasa 350 pesos. Mientras que con la suba que está en vigencia lo pagaron 1.250 de la moneda argentina.

La semana pasada se concretó en esa entidad posadeña una reunión de carácter urgente para decidir los pasos legales a seguir.

En esa oportunidad se dejó en claro que “hoy en plena crisis cuando empresarios y ciudadanos reciben a diario noticias negativas, también aparecen las equivocadas decisiones de nuestros representantes de incrementar al límite de lo desmedido las tasas municipales”.

Barrios destacó que se debe recordar “que el sector comercial es un mero intermediario de los impuestos y tasas que los termina pagando el consumidor. Es una verdadera lástima que las posibles bajas de los precios que eran previsibles para esta época del año serán finalmente neutralizadas o incluso absorbidas por la necesidad de acrecentar los ingresos del Estado”.

Posadas y el registro nacional

En el marco de la emergencia vial nacional y cuando la provincia avanza sobre la concreción de un Registro Único de Conductores, la Municipalidad capitalina presentó un proyecto para sumarse a la red nacional de información sobre el registro de conductores y automotores de todo el país, lo que implica también el registro y el cobro de tributos por infracciones.

El proyecto de Ordenanza ya tiene dictamen favorable de la Comisión de Hacienda, Legislación y Presupuesto del Concejo Deliberante, y podría aprobarse en la sesión de hoy, que es la última del año. El pedido es para firmar un convenio entre la Municipalidad y la Dirección Nacional de Registros Nacionales de la propiedad del automotor y de créditos prendarios, para ingresar al circuito de información y cooperación recíproca en el cobro de los tributos y sanciones.

El proyecto indica que el convenio permitirá al municipio contar con nuevas tecnologías de información para disponer de datos actualizados y agilizar los trámites que deben realizar los contribuyentes, además de facilitar al municipio el cobro de tributos que de otra manera sería imposible.

También explica que la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) tendrá a su cargo la interconexión informática de los registros para que los titulares puedan consultar on line la existencia o no de deuda del Impuesto Provincial del Automotor (Ipa).

Comentá la nota