Dicen que el aumento en el gas permitirá sumar nuevos usuarios.

La Nación justificó el incremento en las facturas de gas y la eliminación de subsidios, en la necesidad de invertir recursos en obras de infraestructura. El gobierno local aclaró que la obra del nuevo gasoducto entre Catamarca-La Rioja, que beneficiará a 20 mil familias, ya tiene financiamiento previo acordado.
El ministro de Infraestructura, Javier Tineo, consideró que respecto a los aumentos de las tarifas en el consumo del gas natural dispuestas por la Nación, "el gobierno provincial, a diferencia de otros servicios como la energía eléctrica o el agua, no tiene potestad sobre el control regulatorio del gas" y apuntó que la administración de Cristina Kirchner justificó la medida diciendo que esos recursos permitirán que nuevos usuarios puedan acceder a este servicio y que en La Rioja se beneficiará a unas 20 mil familias.

En ese sentido, Tineo explicó que "la Nación tiene potestad de definir cuando otorga subsidios y cuando los quita" y consideró que "el fundamento que dio la Nación con respecto de este aumento es suficiente en términos de que el gas tiene que tratar de financiar nuevas obras".

Al respecto, el funcionario remarcó que "de nuestra parte hacemos las obras, de manera que el gobernador pidió financiamiento y la Nación lo envió para la obra del gasoducto, son de más de ciento diez millones de pesos". Es decir que el gasoducto a construirse aquí ya tiene financiamiento previo acordado.

Tineo señaló que mediante esta iniciativa se beneficiará a alrededor de 20 mil familias de la capital riojana y reiteró que "el servicio regulatorio y las tarifas son resorte del Gobierno Nacional, de hecho esa es la disposición que se tomó y la que hoy está en debate".

"Se busca un criterio de equidad en torno al uso de este servicio, hay familias que pagaban un costo muy bajo por el uso de este servicio, de manera que a raíz del aumento sen ven afectados", manifestó.

Tineo resaltó que "la justicia se pronunció sobre un pedido realizado por un ciudadano, nosotros no podemos interferir ni a favor ni en contra de esto, porque no nos corresponde" y añadió que "sí nos preocupan los riojanos que no tienen gas y que están pagando ciento sesenta pesos por un tubo de 45 kg de gas".

Finalmente, el ministro anunció que "estamos trabajando en un programa que anunciará el gobernador de garrafas sociales, que atenderá la necesidad de la gente".

Comentá la nota