La UCR dice que votará en contra de eliminar las AFJP

Se suma así a la posición de la Coalición Cívica y el macrismo. Socialistas y cobistas reclaman que haya cambios.

Por: Alejandra Gallo

El radicalismo, luego de dos días de debate, decidió que votará en contra del proyecto para traspasar las jubilaciones al sistema estatal. "Vamos a votar negativamente y totalmente negativo; el oficialismo no va a contar con nosostros", dijo a Clarín el titular del radicalismo, Gerardo Morales, luego de reunirse con los titulares de los senadores de la UCR, Ernesto Sanz, y de los diputados, Oscar Aguad.

Lo que se discute es el proyecto de ley que envió la presidenta Cristina Kirchner a Diputados para que haya, a partir del 1° de enero, un único sistema de jubilaciones, el de reparto. Si esta medida se convierte en ley, ingresarán 94.000 millones de pesos a la ANSeS que se acumularon en los últimos 14 años en el sistema privado. Y 13.000 millones de pesos irán al Estado cada año por el aporte de quienes estaban en las AFJP.

En un principio la cúpula radical había manifestado su coincidencia con que exista un sistema de reparto (lo dijo en una carta enviada al jefe de Gabinete, Sergio Massa, el martes, el mismo día en que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo el anuncio). Pero ahora, cambió el humor a los dirigentes de la UCR.

Dicen que las discusiones con Massa están rotas y que el jefe de Gabinete aún no les concedió una audicencia. Fuentes de Gobierno, en cambio, dijeron: "Están hablando de manera permanente".

"Este proyecto es malo, precario, un mamarracho. Están tomando un atajo para quedarse con toda la plata", disparó Morales. El senador además especificó que "no se puede pretender reformular estructuralmente el sistema jubilatorio con un proyecto que sólo tiene 18 artículos". El legislador radical, además, acusó al gobierno de Cristina de "estar tomando un atajo para quedarse con la plata de los jubilados".

Desde el oficialismo el titular de la Comisión de Previsión, Juan Carlos Díaz Roig, salió a responderle tanto a Morales por esa última acusación como al radicalismo por su posición negativa. "Estos calificativos hay que tomarlos como de quien vienen. Los radicales votaron un recorte del 13% en los haberes de los jubilados y ahora se preocupan por la plata", le disparó. También aseguró que "los fondos estarán asegurados porque se usarán para redistribuir el ingreso".

En la oposición, las negativas a respaldar el proyecto de la reestatización de las jubilaciones continuaron. Daniel Katz, el referente del cobismo en Diputados ayer coincidió con los radicales no K. Le dijo a Clarín.com que "el proyecto es inconsistente e incompleto" y que votará "en contra". Agregó que llegó a esa posición luego de haberse reunido con el vicepresidente Julio Cobos.La jefa de los diputados socialistas, Silvia Augsburger dijo a Clarín que "no vamos a anticipar el voto pero si no hay cambios, no votaremos este proyecto". Precisó que ese bloque pedirá a partir del martes (cuando comenzarán las reuniones en las comisiones de Previsión y de Presupuesto) que los fondos sean intangibles y que los jubilados y trabajadores participen en los controles del nuevo sistema.

A pesar de la dura negativa radical y de las dudas del cobismo y el socialismo, anoche reinaba el optimismo en las filas K. El presidente del bloque, Agustín Rossi, pronosticó a este diario: "Vamos a tener más número del suficiente". Fuentes parlamentarias del oficialismo le pusieron número a las palabras de Rossi. Señalaron que ya tienen garantizados 125 votos positivos y que, según confían, esta vez no habrá díscolos entre sus propias filas. Salvo el bonaerense Felipe Solá, quien ya dijo que "no es el momento de pretender un traspaso obligatorio". Anoche, el oficialismo seguía confiado en poder aprobar el dictamen de comisión el próximo jueves, una meta que parece hoy ambiciosa.

Comentá la nota