La FET dice que se resentirá el consumo.

El Comité Ejecutivo de la entidad analiza si presenta una queja formal.
El Comité Ejecutivo de la Federación Económica de Tucumán (FET) se reunió ayer para analizar el impacto que genera en la economía de la provincia el aumento en el servicio eléctrico. “La FET rechaza totalmente este aumento, ya que afecta a todos los sectores de la sociedad”,explicó Oscar Blasco, vicepresidente primero de la institución. “Consideramos que los incrementos en la tarifa de la luz son excesivos, ya que afectan, no sólo a los empresarios, sino al conjunto de la sociedad”,agregó. El empresario sostuvo que se reunieron con el defensor del pueblo Jorge García Mena, a quien le plantearon su preocupación con respecto de la suba.

“Al quitarse los subsidios, por medio de la resolución 1169/08 (la herramienta jurídica con que la Secretaría de Energía de la Nación dispuso, en octubre, las subas a los clientes que consumen más de 1.000 kilovatios), se potenció el cuadro tarifario”, aseveró Blasco. Otro de los reclamos que se escucharon en la asamblea de la FET es la situación en la que quedan los ciudadanos:“el dinero que manejen los tucumanos sólo servirá para pagar impuestos”. Además, Blasco sostuvo que la FET evalúa la posibilidad de tomar medidas de acción directa. “Está en mente propiciar un apagón”, especificó. Por último, el ejecutivo señaló que la postura que se extraiga de la reunión será llevada ante la Confederación General Económica (CGE).

Comentá la nota