ATE dice que el Gobierno usa la crisis como excusa.

Desaguisados: el secretario general de ATE -que participó en la reunión del lunes con el oficialismo- dijo que la crisis internacional le sirve al Gobierno para tapar “los desaguisados y la falta de originalidad” que los funcionarios han tenido a lo largo de 25 años.
Frente a las excusas del Gobierno provincial que niega un aumento salarial a los estatales agitando el fantasma de la crisis internacional, el secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado, Roberto Simpson, analizó ayer: “La crisis es una alfombra inmensa con la que quieren tapar todos los desaguisados que hicieron en 25 años. Da para todo la crisis internacional, hasta le van a echar la culpa del Megaestadio”.

Entrevistado por el programa radial “Plan B” (FM Sonar 91.3), el gremialista dijo que en realidad la situación de la provincia es fruto de “la falta de conducción y originalidad” de los funcionarios de los últimos 25 años. Y advirtió que los planteos gremiales no están referidos exclusivamente a un incremento salarial.

“No hay concursos, no hay carrera administrativa, no hay organigrama... todo eso también va calentando la caldera y es una cosa cruel”, ejemplificó.

Simpson aclaró que “no estamos dispuestos a esperar muchas reuniones” y detectó “mucha cautela” incluso en los funcionarios que representan a la oposición política (los intendentes que no pertenecen al PJ). “Nosotros en teoría íbamos a hablar con el gobernador (Oscar Mario Jorge), pero lo cambiaron por un grupo de funcionarios. Al menos forzamos esta reunión, que es el fruto del compromiso que asumió el gobernador. Cumplió un poco sí y un poco no, porque nos reunimos con el Gobierno pero no con él”, explicó. El dirigente remarcó que la voz cantante en el encuentro la llevaron el ministro de Hacienda, Ariel Rauschmebrger y el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá. Y analizó que el momento “es dificultoso, porque son 25 años de falta de creatividad y permanentes errores”.

En ese sentido, el sindicalista protestó porque “ante cualquier problema echan mano siempre a los estatales. Ya ser trabajador es un castigo en este país, pero además parece que para los estatales no hay nunca una ayuda. Y estamos cansados”.

Calculó que lo que están haciendo los funcionarios es “esperando a que Nación resuelva un porcentaje testigo” de aumento a los trabajadores, pero protestó porque “no tienen en cuenta que las inflaciones son distintas. Acá en La Pampa los que la miden seriamente encuentran un 38 ó 39 por ciento, cuando en la Capital es el 25 por ciento. Ese también es un karma que tenemos los pampeanos”, redondeó.

Simpson dejó en claro también que “no coincidimos en muchas cifras oficiales que son mentirosas” y recordó que el próximo sueldo de los estatales será igual al que cobraron en el mes de agosto, porque se terminaron las bonificaciones y regalos de fin de año “y nos tenemos que destapar los pies para cubrirnos la cabeza”.

Comentá la nota