La CGT dice que irá por la discusión paritaria

El secretario de derechos humanos de la CGT, el judicial Julio Piumato, aseguró ayer que la central obrera quiere discutir paritarias y afirmó que a "los trabajadores les conviene que los empresarios ganen plata para percibir mejores salarios", a la vez que sostuvo que, para ello, "los empresarios tienen que vender y ser responsables".
 El dirigente aseveró que "la responsabilidad empresarial pasa por defender los puestos de empleo y la de los trabajadores por defender el poder adquisitivo de los salarios", en tanto puntualizó que es preciso "afianzar el modelo nacional y no perder fuentes laborales".

   "Eso provocaría la caída del consumo. Algunos empresarios no escucharon a Cristina Fernández de Kirchner, quien se pronunció por empresarios inteligentes que apliquen políticas que sustenten sus compañías. Es preferible ganar menos pero por años", dijo.

   Piumato lamentó, en cambio, que "ese pensamiento no entre en la ideología empresarial" y, en ese sentido, aseguró que ahora procuran postergar "las discusiones salariales para robarse medio año", en contraposición a la CGT, que anhela negociar de acuerdo con "la realidad de cada sector y de cada actividad".

   "Es imposible recuperar de la noche a la mañana lo que se perdió en 15 años de capitalismo salvaje. Cada sector debe saber cómo moverse" dijo y arremetió contra las "maniobras de confusión"que llevan adelante algunos medios de comunicación, en alusión a las informaciones que daban cuenta la semana pasada de la intención de la CGT de evitar la discusión paritaria.

Las estrategias. Hasta ahora no existe un posicionamiento unánime entre los gremios sobre las estrategias a seguir en cuanto al reclamo salarial, en el marco de la crisis. Algunos sindicatos estarían dispuestos a aceptar una suma fija a cuenta a partir de este mes y a negociar salarios más adelante. Si bien la mayoría de los gremios tendrían que iniciar las discusiones paritarias en abril, la idea de aceptar la suma fija sobrevuela con insistencia.

Muchos dirigentes aseguran que esta fórmula permitiría tener un panorama más claro de la crisis para después encarar una discusión con elementos más claros.

En ese contexto, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) analiza la posibilidad de "aceptar una suma fija, postergar las paritarias por seis meses y mantener las fuentes de empleo". En cambio, gremios como La Fraternidad, los gastronómicos y los bancarios ya está discutiendo salarios en paritarias.

Comentá la nota