Díaz Bancalari hizo su negocio en la segunda sección electoral.

Los intendentes oficialistas de la segunda sección electoral fueron convocados a participar de una reunión con miembros del concejo partidario provincial en la noche del viernes en la casa de la provincia de Buenos Aires, en la Capital Federal. Pero el cónclave se tensó ya que no hubo consenso en la definición de algunos lugares de la lista.
El pasado viernes intendentes del PJ de cada distrito de la segunda sección electoral, se predisponían a mantener una reunión con miembros del Consejo Partidario provincial en Capital Federal, pero la situación se tensó al visualizar la presencia de legisladores provinciales como Ricardo Montesanti de Baradero, Manuel Elías de Pergamino y Graciela Rego de Ramallo, quienes se acercaron al encuentro con el propósito de renovar sus bancas en las elecciones del 28 de junio. Los ex intendentes de Zarate, Omar Bernuez, y de Salto, Ricardo Alessandro, también pretendían ser de la partida.

Ante estas inesperadas visitas los intendentes de la segunda manifestaron su disconformidad con la presencia de los legisladores y los ex jefes comunales y solicitaron que se retirarán del cónclave, cosa que finalmente sucedió.

Básicamente, los mandatarios municipales sostenían que la presencia de estas personalidades influenciaría el armado y orden de la lista seccional.

Vale destacar que del encuentro también formaron parte el diputado nacional, José María Bancalari, y otro caudillo político de esa región, Lalo Di Rocco.

Comenzada la reunión ambos operadores políticos de la segunda marcaron la cancha sin esperar ningún tipo de objeción como ocurrió también en elecciones pasadas.

El primer nombre para la lista fue casi una obviedad, ya que recayó en Bancalari, en tanto que el segundo fue para el actual intendente de Rojas, Norberto "Chano" Aloé -quien por motivos de salud no puede continuar con la intendencia-, se trata de un hombre propuesto por Di Rocco.

Todo marchaba en un ámbito de consenso, hasta que Bancalari propuso para el tercer lugar del cupo femenino, a la actual diputada provincial, Graciela Rego de Ramallo; dejando de este modo sin chances a la vicepresidenta de BAGSA y ex diputada nacional, la pergaminense Rosa Tulio.

En ese momento, los mandatarios municipales comprendieron que el armado de la lista caminaba rumbo a los delfines de Bancalari y que respondía a sus viejos acuerdos.

Además los intendentes de la segunda, en el seno de su mesa de trabajo, pregonaban para el cupo femenino a Rosa Tulio, por el arrastre de votos que tiene en Pergamino.

Seguidamente, se trató de descomprimir la situación y se pasó a definir el cuarto lugar dejar, sin haber consensuado en torno al tercero, de ese modo Bancalari -de común acuerdo con el sector de Di Rocco- propuso a Ricardo Montesanti (Baradero), quien busca su reelección en la cámara baja.

Pero dicho nombre no fue bien recibido por la mesa de más de 9 intendentes de la Segunda que empujaba al mandamás de Colón, Ricardo Casi, hombre adicto a la bebida, al juego y a todas las movidas nocturnas.

Mientras Bancalari continuaba lanzando los nombres aparece el del diputado Manuel Elías, como quinto candidato, ante lo que el intendente de Salto y ex Ministro de Producción de la Provincia, Victorio Migliaro, propuso para ese puesto al ex jefe comunal de su ciudad, Ricardo Alessandro.

Ante la negativa de Bancalari a ceder ese espacio, Migliaro reprochó durante casi una hora al caudillo de San Nicolás por errores cometidos en diferentes decisiones políticas.

Esto se transformo en verdadero monologo de reproches que dejaron atónitos a los presentes y contentos a otros por decirle en la cara al nicoleño todo lo que muchos pensaban pero callaban.

Por todo lo antedicho, queda demostrado que a la hora de la definición de los candidatos de la segunda sección electoral se privilegió los acuerdos privados de Bancalari y de Di Rocco -sin evaluar el costo político que eso podría causar-, en vez de escuchar a los intendentes quienes son los que en verdad tienen los votos en cada distrito.

Queda a la luz de todos la ruptura que los ahora intendentes tienen para con sus representantes legislativos ya que no se sienten representados.

La pregunta que muchos se empiezan a hacer es si esto no traerá aparejado un gran corte de boleta en toda la sección electoral.

Comentá la nota