A días del traspaso en EEUU, Chávez disparó contra Obama

A días del traspaso en EEUU, Chávez disparó contra Obama
Dos meses después de calificar la elección de Barack Obama de hecho "histórico" que permitiría reanudar un diálogo "constructivo", el presidente venezolano Hugo Chávez consideró que "no hay mucho que esperar" del nuevo mandatario estadounidense, al que acusó de respaldar a sus adversarios políticos.
A dos días de la toma de posesión de Obama, Chávez retomó su crítico y severo tono habitual hacia Estados Unidos, "el imperio" que, según él, alimenta desde hace años la esperanza de terminar con su gobierno e incluso matarlo.

Concretamente, el jefe de Estado venezolano acusó a Obama de ponerse del lado de la oposición en su campaña contra una enmienda constitucional que, de ser aprobada en un referéndum el 15 de febrero, permitirá la reelección por un número de mandatos ilimitado del presidente y todos los cargos de elección popular.

"Obama ha decidido inmiscuirse en esta batalla del 15 de febrero. Lo que dijo es para dar oxígeno a los pitiyanquis (...) Andan buscando la forma de alterar el ritmo democrático que lleva la revolución (...) Digo esto para que seamos conscientes de cuál es el enemigo que tenemos", declaró Chávez el sábado en la noche en un acto público.

El presidente venezolano se refería a unas declaraciones que Obama habría realizado recientemente a un grupo de periodistas en las que manifestó que Chávez es "una fuerza que interrumpe el progreso en la región" y un país que "exporta actividades terroristas".

"Si algún país ha sido una fuerza perversa que ha impedido el progreso, la libertad y la vida en este continente, ese país es el que tú vas a empezar a gobernar. No es Chávez ni Venezuela. ¿No te has dado cuenta todavía Obama?", lanzó Chávez.

El mandatario venezolano aseguró que líderes de la oposición viajaron el viernes a Nueva York, según él para estructurar la campaña contra esta enmienda a la Carta Magna, con la ayuda del gobierno estadounidense.

"¡Qué casualidad que hace tres días habló Obama y ayer salieron para Nueva York!. Todo está concatenado", apuntó Chávez, cuyo país exporta más de un millón de barriles de petróleo diarios a Estados Unidos.

"Esto no es inocente, esto es parte del plan. Ya recibieron (los opositores) el lineamiento del nuevo presidente de Estados Unidos. Está diciendo que Chávez es un obstáculo, está diciendo 'quítenlo' y está diciendo 'cuenten conmigo'. Ese es el imperio", agregó.

Miembros del gobierno de Venezuela, que expulsó al embajador estadounidense en septiembre, han insinuado que el encargado de negocios de Washington en Caracas, John Caulfield, participó en una reunión recientemente en Puerto Rico con varios líderes opositores del país sudamericano para ver cómo obstaculizar esta enmienda constitucional.

Caulfield desmintió esta información pero Chávez aseguró que si se demostraba su presencia en el encuentro sería expulsado del país por injerencia.

Líderes de la oposición venezolana, que el sábado también iniciaron su campaña por el 'no' a la enmienda constitucional, han desmentido que en la polémica reunión de Puerto Rico se fraguara un complot con el beneplácito de Estados Unidos.

El presidente venezolano, en primera línea del sentimiento antiimperialista y antiestadounidense en América Latina, manifestó tras la elección de Obama su deseo de que el nuevo presidente hiciera "viraje humanista" y de que había "llegado la hora de establecer nuevas relaciones" entre los dos países.

Sin embargo, semanas después, Chávez lanzó su primera crítica al presidente electo, cuando éste consideró que la "fabricación de armas nucleares por parte de Irán" era "inaceptable".

"Ver para creer. Esperemos a ver, yo no quiero adelantarme (...) pero ya yo tengo mi idea. No creo que haya mucho que esperar del nuevo gobierno de los Estados Unidos", aseguró Chávez en estos días.

Comentá la nota