EN 30 DIAS SE PONDRA EN MARCHA EL PLAN DE PREVENCION Y LUCHA CONTRA EL FUEGO EN ENTRE RIOS

El gobernador Sergio Urribarri firmó esta semana el decreto reglamentario de la Ley Provincial de Manejo del Fuego, a través del cual la Secretaría de Medio Ambiente pondrá en marcha dentro de un mes un plan anual de prevención y lucha contra incendios
A su vez, un grupo de 50 agentes de la Policía que egresarán el próximo lunes y que fueron capacitados y equipados específicamente sobre estos siniestros, estarán abocados a combatir el fuego primario en tres zonas de la provincia: el Delta norte, con asiento en Victoria; zona sur con asiento en Villa Paranacito; y la zona del corredor del río Uruguay con asiento en Ubajay.

“La reglamentación de esta ley abre un nuevo escenario en cuanto al manejo del fuego en la provincia por lo que comenzaremos a implementar las acciones previstas en la ley”, sostuvo el secretario de Medio Ambiente, Fernando Raffo.

En este sentido, precisó que la promulgación de este decreto establece un plazo de 30 días para que se finalice e implemente el Plan de Prevención y Lucha contra el Fuego, que la Secretaría viene elaborando desde hace varios meses junto con organismo privados y públicos relacionados con la temática del fuego.

Según un parte de prensa oficial, el funcionario detalló que la ley prevé a tres grandes actores en el manejo del fuego. Por un lado la Secretaría de Medio Ambiente, que es autoridad de aplicación y tiene a su cargo las tareas de planificación, coordinación y prevención de incendios. Una vez que el fuego esté declarado el responsable de las acciones es Defensa Civil municipal, departamental y provincial. Y finalmente, para combatir el fuego primario, estarán abocados los 50 agentes, que egresarán el próximo lunes de la Escuela de Policía de Villaguay y que fueron capacitados sobre combate de incendios forestales y rurales. Los flamantes agentes recibieron equipamientos por parte de Enersa, por alrededor de un millón de pesos, para desarrollar con mayor efectividad su tarea.

En este marco, días atrás el ministro de Gobierno, Adán Bahl, se reunió con Raffo y el senador por el departamento Islas, Cesar Melchiori, coautor de la ley, para interiorizarse sobre los alcances de la misma como así también coordinar las acciones a corto, mediano y largo plazo.

En la oportunidad, el legislador expresó: “La mejor prevención la tiene que hacer el lugareño con defensa civil municipal, si se escapa el fuego a nivel municipal se da a defensa civil departamental y luego provincial y después nacional. Hoy ante el primer fuego estábamos llamando a Nación, la idea de la ley es justamente que los lugareños colaboren con la prevención y alerten sobre los ataques de los primeros focos”.

Y agregó: “El problema no es únicamente responsabilidad de un gobierno, sino que es de toda la sociedad del lugar donde se provoca el incendio, por lo tanto creo que es una tarea de todos”.

Además, este viernes Raffo mantuvo en Buenos Aires una nueva reunión en el marco del Plan Integral Estratégico para la Conservación y Aprovechamiento Sostenible del Delta, para avanzar en el desarrollo del mismo y en la elaboración de una agenda común con las provincias de Santa Fe y Buenos Aires, vinculada a estrategias para el manejo del fuego.

• Alcances del plan

El plan se reformulará cada año y consistirá en la implementación de acciones de prevención y lucha contra incendios rurales y forestales. Teniendo en cuenta que la temporada de incendios en la provincia comienza en octubre y termina en marzo, en abril y mayo se generarán las instancias participativas para diseñar y prever acciones para el nuevo plan.

Además el plan tendrá en consideración los factores ecológicos, ambientales y climáticos; recursos humanos, tecnológicos, equipamiento disponible y necesario; fomento y realización de campañas de educación y propaganda preventiva; instalación o reparación de cartelería comunicando las área y la temporada de mayor riesgo de incendios; el cuadro estadístico comparativo para estudiar el comportamiento del fenómeno y la relación humana con él; y la investigación de las causas de los incendios realizada por un profesional habilitado, entre otros aspectos.

• Mapa de zonificación y sanciones

La Ley establece también que la autoridad de aplicación, al confeccionar el mapa de zonificación de riesgo de incendio, deberá tener en cuenta la distribución por áreas de condiciones naturales y forestales productivas semejantes. En este sentido, Raffo precisó que se trabajará en tres zonas: el Delta norte, con asiento en Victoria; zona sur con asiento en Villa Paranacito; y la zona del corredor del río Uruguay con asiento en Ubajay.

Con la zonificación se apunta a la protección de áreas naturales, reservas u otros ambientes con valores con significación ambiental o ecológica; y la coordinación con los municipios, juntas de gobierno y fomento, Bomberos Zapadores y Voluntarios y entidades particulares, tal como se ha venido haciendo hasta ahora desde la Secretaría de Medio Ambiente.

A su vez, el organismo provincial será el encargado de confeccionar y mantener actualizado el registro de infractores donde se asentarán los datos de los mismos, las infracciones cometidas, sus consecuencias y los daños a terceros y al ambiente.

Si la Policía de Entre Ríos, encargada de realizar el trabajo de peritaje, descubre que se realizó una quema sin previa autorización, al titular del campo se le aplicará una multa económica. “Esta es otra ventaja que tiene la ley ya que por vía administrativa fija la aplicación de sanciones; antes sólo se aplicaban por vía judicial”, explicó Raffo.

Los montos de las multas a aplicar oscilarán entre un mínimo de 1 y un máximo de 15.000 sueldos básicos del empleado público provincial, categoría inicial del escalafón general de planta permanente. Estas sanciones serán impuestas por la autoridad de aplicación, sin perjuicio de la acción criminal contra el infractor en caso de que su conducta encuadre en el Código Penal y de las acciones civiles que pudieran corresponder.

• Fondo de manejo del fuego

La Ley Nº 9868 también prevé la creación de un fondo de manejo del fuego que estará integrado por el 1% del total de la recaudación por el Impuesto Inmobiliario Rural de la provincia; el 75% del Impuesto Inmobiliario Rural que pertenezca al remanente no forestado de las propiedades con forestación implantada; multas con sus intereses y accesorios que pudieran corresponder derivadas de las infracciones a la presente ley; y los recursos que el Estado nacional destine al manejo del fuego, entre otros. (APF.Digital)

Comentá la nota