En 15 días llegan los primeros u$s 4,5 millones y comienzan con las obras de Punta Negra

La Nación enviará el anticipo del 14% del total en 10 cuotas con los que la empresa constructora podrá dar comienzo con las obras del nuevo dique. Gioja le pidió públicamente a la Presidenta por el dique El Horcajo.
"La Casa Rosada fue el marco propicio para que los sanjuaninos, vivamos un día histórico", describieron los funcionarios que ayer participaron del acto de firma de contratos por el dique Punta Negra, el segundo de la gestión Gioja.

Concretamente con CAMESA y la UTE constructora se firmaron los contratos, venta de energía de Caracoles y contrato de obra respectivamente, por lo que los pasos administrativos se agotaron y ahora comienza la etapa de trabajo.

De esta manera, y tal cual está detallado en el contrato, la Nación debe enviar el 14% del costo total de la obra, unos 45 millones de dólares en concepto de anticipo para dar comienzo con las obras. Debido a la delicadeza de las finanzas públicas, se logró consensuar que ese anticipo se lo materialice en 10 cuotas, por lo que la primera debería llegar en unos 15 días para dar comienzo con las obras. Cabe recordar que el presupuesto de Punta Negra es de 342 millones de dólares y el financiamiento está garantizado con los aportes que realiza el Estado nacional, pero principalmente con la venta de energía de Caracoles (ver cuadro).

Pedido por El Horcajo

A la hora de hacer uso de la palabra, el Gobernador fiel a su estilo, no dejó pasar la oportunidad y pidió públicamente por el dique El Horcajo. La respuesta fue inmediata y la misma Presidenta dijo: "Qué bárbaro este hombre, siempre me hace lo mismo. No empezamos uno, que ya me está pidiendo el segundo dique". Lo cierto es que Gioja quiere calzar los tiempos y ver si al término de la construcción de Punta Negra se puede comenzar con el dique de Calingasta. Para que eso ocurra, los técnicos deberán actualizar los estudios que existen desde la década del 60 y tratar de lograr que en un lapso no mayor a dos años, poder incluir dentro del fondo especial de incentivo de fuentes de generación de energía, el nuevo dique. RTGM

La clave de Punta Negra es el precio diferencial de la energía

El proyecto estaba terminado, la UTE constructora esperaba la firma del contrato para comenzar con las obras y el dique Caracoles ya comenzaba a generar. Este contexto era el indicado para que el segundo dique, Punta Negra, empezará a construirse. Pero las demoras se generaron por las negociaciones que llevó adelante la provincia con la Secretaría de Energía de la Nación y con CAMESA (distribuidora regional de energía). Finalmente se logró asegurar el financiamiento del dique, consiguiendo que la energía de Caracoles sea pagada a precio diferencial y no a los valores del mercado spot. Concretamente, en vez que el MWh que genera Caracoles sea pagado entre los u$s 20 y 30, se le pagará u$s 130. Pero desde que la Secretaría de Energía implementó el programa de Energía plus, se viene pensando en la ingeniería financiera de la nueva represa. Teniendo en cuenta que las tarifas de energía eran muy bajas, por estar subsidiadas, no había incentivo para que el sector privado invirtiera en nuevas fuentes de generación. Es por ello que a todos aquellos grandes usuarios (industrias) que consumieran más de la media anual, haciendo un comparativo interanual, se le iba a dar la energía que necesitarán pero a precios hasta seis veces mayores que los del mercado spot, a través del mercado de energía plus. Con esto se vino constituyendo un fondo cuyo fin es incentivar nuevas fuentes de generación de energía y en esta categoría ingresó Caracoles. Es por ello que la energía que se venda de esta última represa, recibirá el pago con tarifa diferencial y más del 70% de la recaudación será destinada a Punta Negra, mientras que el 30% restante será enviado al Fideicomiso de incentivo de nuevas obras hidroeléctricas.

Comentá la nota