En 60 días, se iniciaría la construcción del polo del calzado en La Matanza

Se mudarán al predio, sobre la ruta 21, al menos 67 fabricantes, 15 proveedores y 8 marroquineros. Habrá hotel, terminal de ómnibus, estación de tren y helipuerto
Si la promesa del gobierno de la provincia de Buenos Aires se cumple, el año próximo se habilitaría el polo productivo del calzado que en principio, según el acta fundacional, concentrará a 67 empresas de producción, 15 proveedores nacionales y 8 marroquineros. El lugar elegido para su localización es un predio de 60 hectáreas en La Matanza, sobre la ruta 21. Alrededor del polo, según prevén empresarios y funcionarios del Ministerio de la Producción de la provincia, se generarían 5.000 puestos de trabajo.

De eso hablaron esta semana el ministro Martín Ferré y autoridades de la Cámara de la Industria del Calzado que preside Alberto Sellaro. Del encuentro también participaron el ministro de Trabajo, Oscar Cuartango y el subsecretario de Industria, Comercio y Minería, Ariel Schale. "Seguiremos implementando todas las herramientas necesarias para que la industria del calzado en la provincia mantenga su crecimiento constante", señaló Ferré mientras que, en diálogo con El Cronista, el presidente de la Cámara, Sellaro, se mostró más que optimista. "Salió el estudio hidráulico que permitirá empezar la construcción de las naves, solo falta el estudio de impacto ambiental que esperamos esté dentro de 60 días para arrancar", señaló.

Sellaro dijo también que "ahora empieza el trabajo fuerte, hace tres años venimos con este sueño que veo cada vez más cerca".

Según las estadísticas bonaerenses, el 70% de las empresas del sector (en su mayoría Pymes) se encuentran radicadas en territorio provincial, razón por la que los propios empresarios, junto al estado provincial, generaron la idea de un polo donde concentrarlas a cambio de beneficios impositivos y una infraestructura diseñada específicamente.

Este proyecto contempla la instalación de áreas de exposición, la instalación de un depósito fiscal e incluso de un hotel con el fin de facilitar las exportaciones y atención a clientes del extranjero y también para los compradores de ciudades de todo el país. El polo contará además con un helipuerto, una terminal de ómnibus dependiente de Gregorio Laferrere, una oficina de descentralización de La Mantanza e incluso se habilitará una estación de trenes para que trabajadores y clientes tengan mayor facilidad de acceso. Por otra parte, el polo cuenta con servicios de cloacas, agua corriente y también con gas industrial.

En las oficinas del ministro Ferré, en La Plata, analizaban un estudio del Ministerio de Economía nacional según el cual, a valores del año 2008, la industria del calzado aporta alrededor del 0,8 % del Valor Bruto de Producción (VBP) industrial y el 35% del VBP de la cadena del cuero.

Además la industria abastece el 75% del consumo aparente en el país (90 millones de pares sobre una demanda de 117 millones) mientras que el consumo per capita, según esa medición, llegó en 2007 a 3 pares, ubicándose por sobre la media mundial (2 pares).

"Queremos mostrar que la industria del calzado está viva", manifestó Sellaro quien días atrás conversó con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Daniel Scioli en la visita que se realizó en la planta de Reebok en Coronel Suárez. Ese día, los empresarios del sector aprovecharon para conversar informalmente sobre el tema con el ministro de Trabajo Carlos Tomada y también con la Ministra de la Producción, Deborah Giorgi, con quien mantienen buen diálogo desde los tiempos en que el polo era una idea y ella la interlocutora en Buenos Aires.

Comentá la nota