Dos días, dos escenarios diferentes para Alberto Fernández: uno con peronistas y otro con kirchneristas

Uno a uno, quiénes son los dirigentes que celebraron el domingo y los que estuvieron con el presidente electo en Tucumán.

Este martes, en Tucumán, estuvieron además de Alberto Fernández y Juan Manzur: Gildo Insfrán (Formosa); Sergio Casas (La Rioja); Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago de Estero), Emilio Neder (vicegobernador de Santiago y senador electo), Verónica Magario (intendenta de La Matanza, vicegobernadora electa de la provincia de Buenos Aires), y Ricardo Quintela (gobernador electo de La Rioja), con su vice Florencia López.

También dijeron presente los intendentes Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mario Ishii (José C. Paz), Alejandro Granados (Ezeiza), Sergio Massa (diputado electo), Fernando Espinoza (intendente electo de La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo) y Daniel Scioli (diputado).

Los sindicalistas fueron un scrum numeroso de la comitiva que llegó a San Miguel de Tucumán. En el palco mirando al auditorio del teatro Mercedes Sosa, estaban José Luis Lingeri (Obra Sanitarias); Roberto Fernández (UTA), Victor Santa María (SUTERH), Omar Viviani (taxistas), Antonio Caló (metalúrgicos), Andrés Rodríguez (UPCN), Héctor Daer (Sanidad), Rodolfo Daer (Alimentación), Carlos West Ocampo (Sanidad), Marcos Castro (capitanes de Ultra Mar), Norberto Di Próspero (Personal Legislativo), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Julio Piumato (judiciales).

Todos ellos comparten una característica: se consideran peronistas antes que kirchneristas y es por eso que Fernández los eligió como aliados, porque son dirigentes que le servirán para balancear la influencia de Cristina Kirchner en el futuro Gobierno.

Pero en el escenario tucumano también estuvieron el titular de la UATRE, Ramón Ayala, quien hasta ahora venía jugando con Juntos por el Cambio, y el bancario Sergio Palazzo, un kirchnerista. Ambos habían sido invitados por Manzur.

El escenario del domingo en el búnker del Frente de Todos fue muy diferente. Sólo hubo tres coincidencias: Alberto, Massa y Magario. Allí, los oradores fueron tres: Alberto y Cristina Kirchner y quiene se llevó todos los comentarios de la noche por el tono destemplado de su discurso, el gobernador bonaerense electo, Axel Kicillof.

También estuvieron la Mirta Tundis (diputada), Carlos Selva (diputado), Máximo Kirchner (diputado), Cristina Kirchner, Malena Galmarini (diputada bonaerense electa), Wado de Pedro (diputado), Luana Volnovich (diputada), Leonardo Grosso (diputado), Andrés Larroque (diputado), Cecilia Moreau (diputada), Estela de Carlotto (Abuelas de Playa de Mayo) y Taty Almeyda (Madres de Plaza de Mayo). Todos exponentes del kirchnerismo duro y, en menor cantidad, del massismo.

Coment� la nota