En 15 días, Educación anunciará los primeros cambios para el secundario

Así lo informaron desde el Ministerio de Educación de Córdoba. Se trata de las modificaciones aprobadas por el Consejo Federal de Educación tendientes a disminuir la deserción escolar y evitar la fragmentación del conocimiento. Entre otras, se ubican terminar con las expulsiones y establecer códigos de convivencia; contemplar más faltas para los alumnos que trabajen o sean padres; y permitir más de tres previas anuales. Su implementación comenzará el año que viene.
En el marco de la búsqueda de nuevas estrategias que permitan disminuir la cifra de deserción escolar en Argentina -que actualmente representa la mitad de los estudiantes que ingresan a la secundaria-, a mediados de octubre el Consejo Federal de Educación aprobó un documento que planeta nuevas reformas para la educación del nivel medio.

Allí, los ministros de las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires acordaron, por ejemplo, eliminar los exámenes de ingreso, dejar más de dos asignaturas previas para pasar de año, ampliar el número de faltas, evitar expulsiones y un mayor control de asistencia a los docentes, entre otros puntos. Estas modificaciones apuntan a evitar el alejamiento de los alumnos del sistema educativo, avanzando hacia una escuela más inclusiva pero también más exigente, según aclararon los funcionarios.

En ese sentido, el titular de la cartera educativa de la Nación, Alberto Sileoni, aclaró: "En ningún momento pensamos o dijimos que la escuela secundaria va a ser más fácil y ésta es una apreciación equivocada que no se condice con lo que estamos proponiendo. No se trata de que los chicos aprueben fácilmente, sino de exigirles y darles, al mismo tiempo, más herramientas de apoyo para aquellos que más lo necesitan".

Y como la idea es que su implementación comience, paulatinamente, en 2010, el ministro de Educación de Córdoba, Walter Grahovac, adelantó que en 15 días aproximadamente anunciará los primeros cambios que se implementarán en el nivel medio desde el año próximo. Sin dar mayores precisiones aún, el funcionario provincial dijo: "La idea es terminar el ciclo lectivo 2009 con algunos avances sobre los aspectos curriculares y otras modificaciones que se comenzarán a implementar el año próximo".

Grahovac insistió en que las escuelas cordobesas vienen trabajando desde hace tiempo en favor de la permanencia del alumno dentro del sistema educativo, por lo que hay aspectos que ya están incorporados en las instituciones como los códigos de convivencia escolar, considerar casos excepcionales para permitir más de tres previas anuales, o desarrollar estrategias para alumnos con sobreedad. De todas maneras, existen otros cambios que se deberán incluir para "avanzar hacia la nueva escuela secundaria que toma las cosas buenas del modelo que rige actualmente, que busca reducir el fracaso escolar y mejorar la transmisión de conocimientos a los alumnos", dijo Grahovac.

"Por eso incluirá un nuevo diseño curricular que termine con la fragmentación del conocimiento y que tenga más enseñanza de lengua, de matemática e idioma extranjero, incorporando tecnologías de la información y comunicación", agregó. Además explicó que todo esto se irá construyendo desde la puesta en práctica de las nuevas modificaciones.

Y si bien cada jurisdicción se tomará un tiempo para acomodar los planes de estudio que hacen al nivel ahora obligatorio, el objetivo, según indicó Sileoni, es que la reforma esté en marcha el año que viene en la mitad de las escuelas del país, y que para 2011 alcance a todas.

Aluvión de nuevos alumnos

Un punto que no es menor y cuyo tratamiento fue apoyado unánimemente entre los ministros de todas las provincias del país en la reunión del Consejo Federal de Educación del viernes pasado, fueron las estrategias y líneas de acción a nivel pedagógico y socioeducativas a implementar para acompañar la medida de asignación universal por hijo dispuesta por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El Consejo, cuyas resoluciones son obligatorias en los distritos de acuerdo a la Ley de Educación, acordó una agenda de trabajo para generar las medidas que den implementación a la asignación universal por hijo, que ayuda a garantizar el derecho a la educación de niños y jóvenes, ya que requiere la certificación de asistencia de niños y jóvenes a la escuela, para recibir el subsidio.

En ese sentido, Grahovac dijo que Córdoba propuso un nuevo encuentro antes de fin de año para tratar ese tema ya que "representa un verdadero desafío porque el sistema educativo del país aún no está preparado para recibir a esa cantidad de alumnos". Asimismo, informó que en los próximos días Nación enviará un informe con el nombre y DNI de los estudiantes de todos los niveles que serán cruzados con los que fueron presentados por los potenciales beneficiarios de las asignaciones universales que comenzarán a pagarse en diciembre. Además, señaló que el aumento en la matrícula tendrá un mayor impacto en el nivel medio, "tenemos que definir si el chico regresa a la misma escuela o si trazamos un programa para reconocerle los tramos cursados, eso vamos a discutir".

Comentá la nota