En 90 días se definiría la instalación de radares en el NOA

Funcionarios nacionales y provinciales aseguraron ayer que en 90 días podría comenzar a definirse la instalación de radares en el noroeste argentino, un reclamo realizado por el ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Salta, Pablo Kosiner.
La novedad fue dada a conocer en la reunión del Consejo Regional de Seguridad Interior llevada a cabo ayer en esta ciudad y de la que participaron, además de las autoridades del área de Santiago del Estero, Jujuy, Tucumán, La Rioja y Catamarca y Salta, el secretario de Seguridad Interior de la Nación, Héctor Masquelet, y el secretario ejecutivo del Consejo Federal de Seguridad Interior, Sergio Lorusso.

El encuentro estuvo centrado en tres temas: trata de personas, narcotráfico y la instalación de radares en el NOA.

Tras la inauguración, a cargo del gobernador Juan Manuel Urtubey, Lorusso adelantó que la Policía de Salta recibirá un subsidio y elementos de trabajo para reforzar su capacidad operativa en la lucha contra la trata de personas. Lorusso informó asimismo que se está haciendo una evaluación sobre los controles en las fronteras del noroeste argentino, este estudio es, explicó, el primer paso hacia la instalación de radares en esta región.

"Este hecho es de suma importancia para la lucha contra el narcotráfico, principalmente para evitar el contrabando mediante vuelos ilegales desde países limítrofes", aseguró la provincia en su página web oficial.

Lorusso insistió en que la colocación de radares es un proceso complejo, pero dijo que comenzaría a definirse en 90 días aproximadamente, cuando terminen los estudios previos.

Aunque se excusó de dar mayores precisiones, porque el plan nacional de radarización está a cargo del Ministerio de Defensa, Masquelet informó que la instalación se hará de este a oeste.

Lorusso detalló que actualmente están funcionando tres radares de dos dimensiones y dos de tres dimensiones.

El plan nacional de radarización fue anunciado por primera vez en octubre de 2004, luego, en noviembre de 2006, la ministra de Defensa, Nilda Garré, informó que de la firma de un decreto por el que se autorizaba destinar 54 millones de pesos para la compra de 11 radares de dos dimensiones y se preveía que antes de fin de ese año se adquirieran cuatro de tres dimensiones.

Ayer Kosiner señaló que la instalación de un radar en Resistencia, en el Chaco, será de utilidad para esta zona porque la mayoría de los vuelos ilegales detectados aquí provienen del litoral.

Comentá la nota