Días de definición para el pavimento

El vecinalismo analizó los datos del registro de oposición y puede desechar algunas cuadras. Entre doce la negativa alcanzó o superó el 50 por ciento. Eso sobre un total de 287. Y mantendría su último proyecto con las reducciones de los valores difundidas

Los próximos días serán de definición para el cobro de la obra de repavimentación y construcción de nuevo pavimento por un total de 300 cuadras, tras haberse analizado desde el vecinalismo todos los datos aportados por el registro de oposición, y se descarta prácticamente el proyecto presentado por Acción Comunal, que apuntaba a abrir un nuevo registro de oposición, pero en este caso al cobro.

El análisis del vecinalismo se efectuó sobre lo que arrojó el registro de oposición a la obra, sobre un total de 287 cuadras, de las cuales 6 solamente arrojaron una negativa superior al 50 por ciento y otras tantas estuvieron en ese porcentaje.

Después, poco más de 80 cuadras tuvieron una oposición de entre 11 al 20 por ciento de los vecinos, y unas 65 cuadras registraron una negativa del 21 al 30 por ciento. En el global de la obra, es decir tomando en cuenta las 287 cuadras puestas a consideración de los frentistas, el porcentaje de oposición rondó el 18 por ciento.

Las más

En las seis cuadras que registraron un 50 por ciento de oposición, se encuentran Alvarado del 400 al 500; Bolívar del 100 al 200; Hipólito Yrigoyen del 700 al 800, Reconquista del 500 al 600, Viamonte del 200 al 300 y Suipacha del 100 al 200, que ha sido de este conjunto la única que ha sido intervenida.

Con un porcentaje superior de negativa a la obra, están 9 de Julio del 800 al 900; Estrada del 0 al 100 y del 500 al 600. Y en similar situación pero con intervención de la empresa, Dorrego del 0 al 100, Mitre del 900 al 1000 y Sarratea del 100 al 200.

Salvo las cuadras que están intervenidas, el resto se encuentra en estudio con la posibilidad de aceptar la oposición y no hacer allí la repavimentación, aunque existen algunas cuyo asfalto ha sido calificado de malo, por lo cual la revisión tiene varias aristas, y una de ellas es la parte técnica.

El debate

En el transcurso de la semana pasada no se avanzó demasiado en el debate entre los bloques sobre el tema, fundamentalmente entre el proyecto del vecinalismo y el de Acción Comunal, lo único concreto como alternativa desde la oposición, que comparte con el peronista López Muñoz, mientras el resto solamente ha tenido participaciones demagógicas en presencia de los vecinos que han ido a reclamar pero sin aportar opción alguna.

No obstante podría decirse que el proyecto de Acción Comunal no sería tomado en cuenta por el vecinalismo, pese a que es de similar tenor que el presentado por el Ejecutivo, pero difiere en un aspecto básico, y es el de habilitar un nuevo registro de oposición, pero directamente al pago de la obra, algo que tiene un cierto grado de facilismo al momento de intentar ser una alternativa viable, porque no se necesita preguntar a ningún vecino si quiere pagar o no para conocer la respuesta.

Es por eso que todo indica que el vecinalismo aprobará su proyecto con votos propios, cuando las quejas de los vecinos se ha desacelerado considerablemente, producto de una mejor y concreta información brindada en muchos casos, fundamentalmente en relación a costos y facilidades de pago, cuestiones que fueron mejoradas considerablemente tras una revisión del caso.

El problema más fuerte radica en las calles intervenidas, ya que han sido unas 80 cuadras en las que se levantó el pavimento antes de dar a publicidad que la obra estaba a cargo del vecino, y en esos casos no hay vuelta atrás, como puede ocurrir con algunas de aquellas 12 cuadras que tuvieron una oposición del 50 por ciento o más.

Comentá la nota