A días de cumplirse un año, más de 100 familias esperan

Se cumple un año de la instalación de los asentamientos ilegales en Río Gallegos. Lo que comenzó con un grupo de 12 familias en el sector Marina, se extendió e incluso se diversificó llegando a cubrir una zona aledaña al Vaciadero Municipal, dando lugar a dos asentamientos con marcadas diferencias pero con una misma necesidad.
Motivos

Las familias sostienen que debido a sus bajos ingresos, apenas pueden costear el precio de los alquileres.

Reclamando por un terreno propio para construir, los actuales ocupantes de tierras fiscales sostienen que usurpar es la única opción que les queda, para sobrellevar los gastos que les representan sostener un grupo familiar numeroso.

Marina

Instalados frente al alambrado que los separa de la Brigada de Infantería de Marina Nº 4, se estima que son cerca de 80 las familias que continúan viviendo sobre la calle Crucero General Belgrano.

Luego de aceptar un convenio que fue suscitado por el Municipio en febrero pasado, accedieron a vivir con los mínimos servicios básicos y aguardar el acondicionamiento de tierras lindantes al Barrio San Benito.

El predio que ocupan es zona inundable, y por Ordenanza está designado para ser parte de la Reserva Costera Urbana.

El acta acuerdo estableció como plazo, el mes de octubre para la entrega de lotes. Como constancia de este compromiso, cada grupo familiar está recibiendo un certificado de ocupación en el que no se especifica el Nº de lote pero que debiera ser determinado más adelante.

Como consecuencia de la firma del convenio, obtienen agua a través de mangueras, electricidad por tendidos y gas por medio de vales de gas subsidiados.

Se estima que, en los primeros meses del 2009 al menos 30 familias ya podrían mudarse al sector adjudicado.

Las familias están afiliadas a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y conforman la Agrupación barrial “José Font”.

Por otra parte, existe un sector dentro del mismo predio que si bien firmó el convenio, disidió luego que el plazo que se establecía en el acuerdo se venció.

Actualmente, se sumaron al pedido de las familias que viven en cercanías al Vaciadero.

Sector Vaciadero

Son cerca de 120 familias que desde diciembre de 2007 continúan incrementándose.

Habitan cuatro manzanas que cercaron con un alambrado bajo, y que están a menos de 10 cuadras de la Seccional Quinta y del Centro Integrador Comunitario “Jesús Misericordioso”.

Luego de irse del sector de Marina, decidieron instalarse a escasos metros del Vaciadero Municipal.

Se autodenominan Barrio “Madres a la Lucha” y levantaron una casilla que cumple la función de comedor y en el que docentes que colaboran con ellos, brindan apoyo escolar a los niños. Este lugar fue también durante la Navidad, el espacio de encuentro para las familias con menores recursos.

No firmaron el acta acuerdo que ofreció el Municipio porque sostienen que ir al Barrio San Benito, es un problema, ya que no tienen la cercanía de los servicios de salud, seguridad y transporte.

Cuentan con servicios de agua y electricidad que ellos han conectado precariamente.

Debido a la inseguridad de las conexiones, se han ocasionado incendios que han dejado familias sin un lugar para vivir.

Mesa de atencion

La Mesa de trabajo interdisciplinaria para la provisión de servicios básicos a los asentamientos ubicados en cercanías al Vaciadero Municipal, ex Brigada de Infantería Nº 4 y Barrio “Evita”, se generó a través de un Proyecto de Resolución aprobado por unanimidad el pasado 20 de noviembre, en la 16º Sesión Ordinaria del Concejo Deliberante de Río Gallegos.

Esta concretó tres reuniones, siendo que la última que debió tener lugar el pasado martes no pudo realizarse, ya que los representantes de los diferentes organismos no se presentaron.

Comentá la nota