En 10 días, cuatro robos en un country

A mano armada, ayer asaltaron dos casas; la policía bonaerense sospecha de algunos integrantes de las empresas de seguridad
En el mediodía de ayer el conductor de la camioneta detuvo la marcha en el ingreso principal del barrio cerrado y le explicó al vigilador privado que debían hacer unos arreglos en una casa. Ese hombre, minutos después con dos cómplices, robó en dos casas de los lotes 22 y 25. Los tres delincuentes salieron por la puerta principal sin llamar la atención de los custodios con dinero y alhajas. Este asalto fue el cuarto en diez días en el country Santa Bárbara, en Tigre.

Así lo informó a LA NACION un alto jefe de la policía bonaerense. Los otros dos hechos ocurrieron entre el 10 y el 14 de este mes. "Sospechamos que hay un arreglo entre los delincuentes y el personal de seguridad. Son varios hechos con pocos días de diferencia", agregó el informante.

Los investigadores tratan de determinar si todos los asaltos fueron cometidos por la misma banda delictiva.

"Los delincuentes ingresaron y escaparon por la puerta principal. El alambrado perimetral está en perfectas condiciones", afirmó a LA NACION el titular de la Jefatura Distrital Tigre, comisario inspector Sergio Rodríguez.

La policía bonaerense y el fiscal Hugo Celaya, a cargo de la investigación, tienen a su disposición las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del barrio Santa Bárbara.

Los dos asaltos de ayer parecen haber terminado con la paciencia y tranquilidad de los residentes en el barrio cerrado, que definieron la situación de la seguridad como "desastrosa".

"Hay muchos hechos. Ya no sabemos qué hacer. A mí me robaron de la baulera de los departamentos. Hay tanta inseguridad adentro como afuera. Todo es un desastre", dijo a LA NACION una joven que se mudó a Santa Bárbara el año pasado.

El hecho de ayer llamó la atención de los investigadores, pues ocurrió sólo a 200 metros de la puerta principal del barrio, es a poca distancia de donde están los vigiladores.

El perímetro del country es custodiado por la empresa Securitas Argentina, firma contratada hace dos meses por los reiterados hechos delictivos que no pudieron ser evitados por la anterior compañía de seguridad privada, según coincidieron varios residentes del barrio.

Voceros de Securitas Argentina explicaron a LA NACION que antes de hacerse cargo de la seguridad de un country hacen un relevamiento y un informe sobre las medidas a tomar.

El comisario Rodríguez dijo que una vez en las casas, los delincuentes redujeron a los ocupantes. En una de las propiedades estaba la dueña de la casa con dos empleadas domésticas. "En el jardín había gente trabajando, pero no se dieron cuenta de que habían entrado ladrones", agregó el jefe policial. En el otro inmueble sólo había un joven de 23 años.

Antes de escapar con dinero y alhajas, los asaltantes encerraron a las víctimas en dormitorios. Después, según la policía, escaparon por la puerta principal.

El anterior hecho sucedió el miércoles de la semana pasada. Eran cerca de las 21 y estaba por terminar el partido que jugaron los seleccionados de fútbol argentino y uruguayo por las eliminatorias del mundial Sudáfrica 2010.

Se supo que esa casa robada está situada en el lote 693. Allí vive el matrimonio Urbani. Dos ladrones armados aprovecharon que la mujer, Lidia, de 68 años, llegaba de hacer las compras y la sorprendieron cuando estaba por ingresar en su domicilio. Adentro estaba su marido, Lorenzo, de 72.

Atados de pies y manos

"Los ataron de pies y manos. Los encerraron en una de las habitaciones. Revisaron toda la casa y después escaparon con el automóvil de mis padres, un Citroën C3", dijo a LA NACION Gustavo Urbani, el hijo del matrimonio asaltado.

Según Urbani, los ladrones se llevaron la tarjeta magnética que sus padres utilizan para levantar la barrera del ingreso en el country, por lo que escaparon sin ser descubiertos por la guardia de seguridad.

Según fuentes policiales, el primero de los robos sucedió el 10 de este mes en la casa de la familia Iribarren. El hecho ocurrió en ausencia de los propietarios y, según la denuncia, los delincuentes se apoderaron de 30.000 pesos, una computadora portátil y una cámara de fotos digital.

Residentes del country dijeron que muchas familias ya tienen pensado poner rejas y aplicar otras medidas de seguridad.

"De una vez por todas los propietarios de casas en los countries deberán decidir si quieren seguir custodiados por personal de seguridad privada o por la policía bonaerense", afirmó a LA NACION una alto jefe de la policía de la provincia de Buenos Aires.

Asalto al hijo de una jueza en La Plata

- LA PLATA: Cuatro hombres armados protagonizaron un raid delictivo que comenzó con un asalto en Gonnet, siguió con otro en el barrio La Loma y terminó con una persecución policial que derivó en un tiroteo y en el arresto de los malvivientes, dos de ellos heridos de bala. En la puerta de una casa de la calle 43 entre 27 y 28, en La Loma, los ladrones se abalanzaron sobre el hijo de la jueza Graciela Buscarini, del fuero correccional platense, quien estaba allí de visita, amenazaron al joven con sus armas y entraron con él en la vivienda. Redujeron a todos sus ocupantes y se alzaron con dinero en efectivo y una computadora portátil.

Los otros hechos

10 DE OCTIBRE

Modalidad "escruche"

* Delincuentes ingresaron en una casa en ausencia de los propietarios y, según la denuncia de la víctimas, se robaron 30.000 pesos, una notebook y una cámara, entre otras cosas de valor.

14 DE OCTUBRE

A mano armada

* Dos delincuentes armados sorprendieron a una mujer que había llegado de hacer las compras. Después de reducir a la mujer y a su esposo, los ladrones se llevaron distintas cosas de valor y escaparon en el automóvil de las víctimas.

20 DE OCTUBRE

Dos hechos en un mismo día

* Tres delincuentes que se hicieron pasar por operarios ingresaron en el barrio cerrado y robaron en dos casas de los lotes 22 y 25. Escaparon con dinero en efectivo y alhajas.

Comentá la nota