En 60 días comenzará a regir la ley antitabaco en la provincia

En todos aquellos bares y restaurantes cuyas dimensiones sean menores a los 150 metros cuadrados, estará prohibido fumar. En estos casos, los propietarios ni siquiera estarán autorizados para disponer sitios especiales para fumadores. Así lo dispone la reglamentación de la ley antitabaco bonaerense que está a punto de concluirse y que, según se anticipó oficialmente, comenzará a ser aplicada en unos dos meses.
Este es uno de los aspectos que marcan un "endurecimiento" en la normativa. El artículo 8 de la ley establece la creación de lugares para fumadores que deberán ser inferiores al 30% de la superficie total destinada a los clientes. Y con la reglamentación se establecerá que no todos los locales podrán contar esos espacios diferenciados, sino sólo aquellos que tengan una superficie superior a los 150 metros cuadrados.

Es decir, en los bares pequeños o restaurantes que no alcancen esas dimensiones, serán totalmente libres de humo.

Así lo anunció el ministro de Salud de la Provincia, Claudio Zin, quien adelantó que se instrumentarán controles médicos obligatorios para los empleados de bingos y casinos, por ejemplo, en los que la ley permite fumar siempre que sus locales tengan superficies superiores a los 400 metros cuadrados. Así, una vez por año deberán realizarse radiografías de tórax y electrocardiogramas, entre otros exámenes.

Pero además, y este es un punto todavía bajo análisis, podría avanzarse sobre el régimen laboral de estos agentes estableciendo, por caso, topes de horas de trabajo por desempeñar tareas en ambientes contaminados por el humo. "Estamos haciendo consultas con el ministerio de Trabajo y buscando legislación comparada sobre cómo se tratan estos casos en otros países antes de decidir", indicó el ministro.

"Tenemos que tener en consideración a quien no es fumador y trabaja en lugares donde es permitido fumar. Esta gente tiene que tener algún resguardo, estamos analizando ese punto", señaló Zin.

Comentá la nota