Días sin clases: los padres dicen que los chicos "no aprendieron nada"

Mientras las autoridades de Educación se mantienen en silencio, la bronca de los padres no tiene límites.
"Creo que los chicos han perdido más de la mitad del año"; "Hay padres que sí se han preocupado, pero hay otros que no, y así los chicos hicieron este año lo que pudieron"; "Estos días perdidos no fueron responsabilidad sólo de los docentes que quieren un aumento de sueldo: el Gobierno es el culpable".

Bronca, indignación, impotencia y boletines pobres. Ésa es la sensación generalizada en los padres de los alumnos de las escuelas de la provincia a muy pocos días de terminar el ciclo lectivo y ante la enorme cantidad de jornadas sin clases. Como lo informó este diario en su edición del domingo, por la cantidad de paros docentes (que se extendieron durante 27 jornadas), los días de asueto obligatorio por el avance de la epidemia de Gripe A/H1N1 (entre 10 y 12 dependiendo de las escuelas) y 5 días perdidos en la demora del inicio del calendario anual por las elecciones del 8 de marzo (las clases debían comenzar el 2 de marzo), los docentes y los alumnos perdieron entre 42 y 45 días en los que no tuvieron actividades. Esto ubica a la provincia de Catamarca entre los distritos del país que mayor número de días de clase perdieron.

Voces de bronca

Aunque en algunas instituciones se hicieron modificaciones de los contenidos mínimos a brindar, luego de la cantidad de días perdidos cada docente tomó un criterio para recuperar esas jornadas y hubo quienes se "esmeraron por dar el 50 por ciento de los temas en noviembre", según se aseguró.

En diálogo con cronistas de EL ANCASTI, los padres manifestaron su total rechazo y repudio "hacia un sistema educativo que nos impone que nuestros hijos sean burros y no nos deja opciones", dijo por caso Omar, quien lleva a sus dos hijos a la escuela Sarmiento-Moreno.

Alicia, mamá de una alumna que concurre a primer grado en la Escuela "Clara Jeannette Armstrong", dijo que su hija no terminó de comprender todas las letras, y que la maestra sólo le pide que ella tenga más paciencia.

"Tengo que hacer el trabajo que la docente no hizo. Mi hija no aprendió casi nada y seguramente el año que viene los maestros van a volver a quejarse", dijo.

"Yo le pagué a una maestra particular el aumento que pedían las maestras", ironizó otra mamá.

"Los chicos han perdido más de la mitad del año, entre los paros, entre el dengue, que no había luz, que no había agua, que la Gripe A; son millones de excusas, pero los chicos no tuvieron clases como corresponde", sentenció Lucía Martínez, madre de una alumna del Polimodal "Jorge Newbery".

María Maturano, representante de la Asociación de Padres del colegio citado, indicó por su parte que "hubo muy pocos docentes que no hicieron paro, ante ellos hay que sacarse el sombrero realmente, porque dieron clases todas las veces. Pero los otros... no es responsabilidad sólo de ellos, es del Gobierno, nosotros los queremos apoyar, pero nos preocupan más los alumnos".

En el nivel polimodal, las perspectivas de los días perdidos son diferentes de acuerdo con quienes se consulte.

Desde la dirección

La directora de la ENCJA explicó que "se hicieron 3 talleres durante el año en donde se pautó con todos los docentes la adaptación de los contenidos. Es por esto que los chicos sólo recuperan lo que vieron durante el dictado de clases y según la profundidad con que se vio el tema", dijo.

Para la docente, "no sirve que demos todo planteado en los programas y obliguemos a los chicos a pagar $150 para que los preparen en cada materia que no entendieron", señaló.

De esta forma, las clases, que concluirán el viernes para el nivel primario y esta semana para algunos polimodales, "no dejaron aprendizajes importantes para ningún nivel", consideraron algunos docentes que se consultaron.

"Los chicos están yendo al recuperatorio, en donde les dan fechas para recuperar 4 materias que les dejan un mínimo lugar para el estudio", remarcaron los padres.

"Los chicos no aprendieron nada este año, fue muy poco. Los docentes, sólo pidieron aumentos todas las veces que salieron a la calle. Llega el fin de año y los docentes los apuran al vicio, porque no van a aprender nada así. Y como no aprenden, los llevan a rendir", expresó Roque, papá de un alumno de la escuela Sarmiento-Moreno.

Comentá la nota