A dos días del cierre de listas, la UCR y la CC no logran acordar

Ninguno de las dos fuerzas locales cede en la discusión por las candidaturas. Ayer fracasó otra reunión, pero habrá negociaciones hasta último momento y no descartan la intervención de dirigentes nacionales para forzar el arreglo.

"No nos podemos mover de los tres primeros lugares de la lista", dicen los radicales. " Reclamamos dos candidatos entre los primeros cuatro", retrucan desde la Coalición Cívica. La discusión, que ya lleva semanas, no logra destrabarse y pone en riesgo el acuerdo entre los dos partidos en la ciudad.

Los operadores de la UCR y la CC ayer repitieron el discurso de los últimos días: la posibilidad de arreglar casi no avanzó y, a 48 horas del vencimiento del plazo para cerrar listas parece muy difícil.

"Si arriesgo un panorama, tengo que decir que es casi imposible", le confió a LA CAPITAL un radical que está en la mesa chica de las negociaciones. Desde la Coalición, el análisis no era muy diferente. "Coincidimos en que juntos haríamos una excelente elección, pero no podemos ponernos de acuerdo en los lugares. Va a ser muy difícil lograrlo", aseguró uno de los referentes de Margarita Stolbizer en Mar del Plata.

Ayer a la tarde se volvió a hacer un intento para acordar. Pero, una vez más, falló. La Coalición Cívica emitió un comunicado firmado por el candidato Carlos Abruzza. Ahí le pide a los presidentes nacionales de los partidos, que "armen una lista única para el acuerdo y que los lugares se alternen de uno en uno". El radicalismo calificó de inaceptable al pedido y aclaró que su apoderado hoy ya saldrá para La Plata con la lista definitiva.

En caso de no llegar a conformar la alianza, los dos partidos irán con listas colectoras de la dupla Stolbizer-Alfonsín. Pero ninguno hablará de ruptura ni buscará cortocircuitos públicos: saben que se necesitan para el 2011 llegar a la intendencia. Ninguno quiere "tirar la primera piedra" para repartir culpas.

Las discusión por las candidaturas empezó el día después que Vilma Baragiola ganó las elecciones internas de su partido. El radicalismo pidió los tres primeros lugares de la lista y la Coalición ingresar a dos de sus candidatos entre los primeros cuatro. A partir de ahí, los partidos intercambiaron gestos públicos sobre los beneficios de una futura unión. Pero sólo quedó en eso: a la hora de negociar ninguno dio un paso atrás.

Desde la Coalición Cívica creen que la posición radical es injusta. Los operadores del partido sostienen que no hay relación entre el pedido y la realidad. " Si a nivel nacional el acuerdo implica uno de cada fuerza, no nos parece justo que acá quieran tener los tres primeros lugares", dijo una fuente consultada por este medio. En la CC, hay una conclusión clara: los radicales no están siendo generosos en el reparto de cargos. Y lo argumentan haciendo una comparación con la última elección municipal. "Sacamos más votos y dos años después tendríamos que conformarmos con el cuarto y quinto lugar", analizaron.

En el radicalismo sostienen que los tres primeros puestos es lo mínimo que deben pedir después del resurgimiento del partido con la muerte de Raúl Alfonsín y de la buena imagen que tiene Vilma Baragiola en la sociedad.

En el plenario del martes, los afiliados radicales resolvieron, después de un largo debate de tres horas, no terminar las negociaciones con la Coalición y agotar todas las instancias de diálogo. Pero la autorización para arreglar era bastante acotada: los tres primeros lugares deben ser para la UCR.

A 48 horas de finalizar el plazo para presentar las listas, el acuerdo está lejos. Pero ni el radicalismo ni la Coalición quieren que la discusión se convierta en un escándalo. Es más: si van con colectoras, los dos afirman en que no habrá problemas. " Si no hay arreglo, debe ser en bueno términos y con mucho respeto. Los dos partidos están trabajando juntos a nivel nacional y en la ciudad nos vamos a necesitar para el 2011", coinciden los operadores.

Por qué podrían acordar

A pesar de las diferencias internas, todavía ninguno de los dos partidos se anima a dar por cerradas las negociaciones. Saben que Mar del Plata es un distrito electoral importante y que para los dirigentes nacionales sería buena mostrar un arreglo en la ciudad. "No descartamos que a último momento nos digan que hay que acordar sí o sí", confió una fuente que pidió reserva.

Además, tanto la UCR como la Coalición saben que se necesitan para el 2011. Y más: tienen en claro que juntos podrían hacer una excelente elección y hasta tendrían la chance de ganar en caso que hubiera una polarización. "Sabemos que estamos perdiendo una oportunidad", se lamentó un dirigente.

Este escenario deja abierta la posibilidad de que a último momento el escenario se modifique y alguno de los dos ceda para poder presentar una lista de unidad en Mar del Plata.

Comentá la nota