A 4 días de la Asamblea General, la OEA no acuerda retorno de Cuba

El grupo de trabajo al que el organismo encomendó la búsqueda de una propuesta consensuada para el retorno de la dictadura de los Castro continuaba sus sesiones en Washington, sin que se avizore un acercamiento de posturas entre las del ALBA y los EEUU
Mientras se agota el plazo fijado, el inicio de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos el 2 de junio en San Pedro Sula, los embajadores de los 34 países miembros acreditados en Washington seguían enzarzados este viernes en el tira y afloja de las negociaciones sobre las diferentes propuestas de resolución para revocar la sanción que en 1962 exclusión a Cuba del organismo por su adhesión al "marxismo-leninismo".

Según confirmaron fuentes diplomáticas a periodistas, la "propuesta alternativa" del Aladi, una combinación de las exigencias de derogar la sanción y los requerimientos de que esto vaya acompañado de un proceso jurídico que estudie los pasos a dar por Cuba si finalmente la isla decidiera reintegrarse al sistema interamericano, contaría ya con al menos 12 apoyos.

Faltarían sin embargo los apoyos clave: los de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), sobre todo Nicaragua y Venezuela, así como el de Estados Unidos.

Las fuentes confirmaron asimismo que Washington presentó una nueva propuesta a la mesa de negociación.

Aunque no quisieron dar detalles, ésta sería más conciliadora que la que entregó oficialmente en la reunión del Consejo Permanente del miércoles, donde condicionaba el "eventual" retorno de Cuba al cumplimiento por parte de La Habana de los compromisos democráticos adquiridos por el organismo en los 47 años en que la isla permaneció alejada de la OEA.

Estaba por ver sin embargo si tanto esta propuesta como la del Aladi conseguirán acercar también a los países que respaldan la iniciativa presentada por Nicaragua, que exige la derogación de la sanción cubana como un "acto de justicia y rectificación histórica" y rechaza cualquier condicionamiento para volver a abrirle las puertas del organismo a la isla.

Mientras algunas fuentes se mostraron optimistas y aseguraron a la prensa que se va "en buena dirección", otras veían casi como un imposible este viernes la posibilidad de lograr un consenso antes de San Pedro Sula, aventurando que quedará en manos de los cancilleres buscar una fórmula de consenso entre las varias propuestas que les llegarían.

Comentá la nota