El Diario sobrevoló las sierras que arrasó el fuego

Un periodista de este medio acompañó a Carlos Heider, coordinador regional del Plan Nacional de Manejo del Fuego, durante la revisión aérea de los daños ocasionados en los últimos incendios forestales. Para el especialista se trató de un siniestro muy difícil de manejar.
"Aunque San Luis hubiese tenido más brigadistas, con un número diez veces mayor del que dispuso para luchar contra el fuego, tampoco lo habría dominado. Fue un incendio muy grande, difícil de minimizar", con esa sentencia Carlos Heider, Coordinador de la Región Centro del Plan Nacional de Manejo del Fuego, trazó una clara valoración de lo que fue el siniestro que castigó a la provincia durante los últimos dos meses.

El Diario de la República pudo apreciar de cerca el grave daño que causaron las llamas en las sierras, durante el vuelo que compartió ayer con una de las brigadas del Ejército Argentino que trabaja para el organismo federal.

El viaje, a bordo de un helicóptero Bell UH1H que condujo el sargento 1º Alejandro Gómez Enrico, partió desde el aeropuerto local hasta los cerros de Potrero de los Funes, una de las zonas más castigadas por el fuego. También viajó Santiago Amieva Saravia, coordinador del Ministerio de Seguridad.

Desde el aire fue posible apreciar la desolación que dejó el fuego tras su paso. De las sierras, que con su belleza acompañan al lago y generan uno de los paisajes más bonitos de la provincia, sólo quedaron las cenizas de los arbustos y piedras.

El negro, producto de tanto hollín, es el color que domina la escena. La quemazón arrasó con sierras completas hasta darles una imagen desértica. No hace falta ser especialista para imaginar que la flora y fauna del lugar tardarán años en recuperarse. En las zonas más altas, como una broma de mal gusto, las cenizas se mezclan con la nieve que cayó hace pocos días.

Al volver al aeropuerto El Diario dialogó con Carlos Heider, quien visitó Tilisarao, Merlo y El Trapiche para dictar uno de los tantos cursos de capacitación que brinda a bomberos de todo el país. "Seguridad y Uso de Herramientas en Medios Aéreos" fue el ítem que profundizó ante los socorristas locales.

"Como siempre tuve una gran respuesta de los bomberos sanluiseños, tuvimos una clase teórica y una práctica. Aunque en Tilisarao no pudimos volar porque el fuerte viento lo impidió, los muchachos aprovecharon a fondo el encuentro".

A lo largo del fin de semana pasado Heider explicó cómo subir, bajar y moverse con herramientas en un avión o helicóptero hidrante. Como así también la forma de moverse sobre el terreno cuando la nave arroja el agua sobre las llamas.

"No se trata de trepar a un helicóptero y punto, en ocasiones los bomberos deben saltar unos metros antes de que toque el piso. Te aseguro que no es sencillo hacerlo con el fuego cerca y una herramienta pesada en las manos. Para cualquier trabajo hay técnicas que aprender y aplicar para optimizar tiempos y evitar accidentes", señaló el hombre que ha combatido incendios en Chile, Portugal, España, Israel, Siria, El Líbano y el Amazonas.

"Lo que sufrió San Luis fue un flagelo terrible, tuvo zonas muy afectadas lo mismo que Córdoba o Jujuy. El país sufre una sequía feroz lo cual potencia este tipo de siniestros", remarcó.

Comentá la nota