Diamante: el ex intendente Humberto Re se puso a disposición de la justicia

Lo hizo en el marco de la causa penal que se le sigue al Intendente de Diamante, Juan Carlos Darrichón y a la Contadora Municipal por incumplimiento de los deberes de funcionario público.
Ré manifestó a medios locales: "Nuestra conducta lejos de ser calificada de incumplimiento de los deberes de funcionario público -hecho que se le imputa al Presidente Municipal Juan Carlos Darrichón- debe y merece ser calificada como fiel y cabal cumplimiento de nuestras obligaciones y deberes legales como funcionarios públicos"

Tras las declaraciones efectuadas a la prensa por el Presidente Municipal de Diamante Juan Carlos Darrichón, el ex Intendente Humberto Ré decidió presentarse ante el Fiscal de Instrucción y ponerse a disposición de la Justicia.

En dichas manifestaciones Darrichón acusa a Ré de haber procedido de la misma manera y efectuado los mismos actos que se le imputan en el proceso penal. Concretamente, lo acusa al ex Intendente no haber pagado los aportes patronales, las retenciones practicadas a los sueldos de los empleados (aportes personales) y cuotas de los créditos, tomados por estos últimos, en la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones.

Al ser consultado por medios de Diamante, Humberto Ré afirmó: "Ninguna de las citadas afirmaciones vertidas por Darrichón son ciertas. Jamás, a lo largo de nuestra gestión (1999/2003), dejamos de depositar en tiempo y forma las retenciones practicadas a los sueldos o aportes personales y los importes de las cuotas de los créditos tomados por los obreros y empleados en la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones"

"Respecto de los aportes patronales –dijo Ré - debemos dejar en claro que tal decisión no fue antojadiza, ni implicó en modo alguno, un incumplimiento de nuestras obligaciones legales. Todo lo contrario. Para entender y explicar esta situación debemos ubicarnos en el tiempo en el que sucedieron los hechos en cuestión. En efecto, la citada decisión política ocurrió durante el año 2001, momento en el que se desató la crisis política, económica y financiera más grave que azotó a nuestro país, en los últimos años, y a la que no fue ajena –obviamente- la Municipalidad de Diamante".

"Así –continuó- frente a la citada crisis se sancionó, en fecha 04/01/2002, la Ley Provincial Nº 9.382 de Emergencia Económica, Social, Sanitaria y Financiera. Por su parte, nuestro Municipio adhirió a la citada normativa y sancionó la Ordenanza Nº 604, de Emergencia Administrativa, Económica y Financiera del Estado Municipal, del 28 de febrero de 2002"

"Frente a la escasez de recursos financieros –mencionó- procedimos de acuerdo a la Ordenanza Nº 604, que en su artículo16, establece un orden de prioridades del uso de los recursos del Tesoro Municipal: a) los sueldos y jubilaciones, la atención de Centros de Salud y Comedores, b) los planes sanitarios y alimentarios municipales, c) los insumos para la prestación de los servicios públicos esenciales, d) las retenciones legales, descuentos de convenios y (por último) de aportes de las remuneraciones del personal municipal.

"Este orden de prelación, ante la monumental carencia de recursos, fue aplicado escrupulosamente por nuestra parte. Es decir pagamos primero los sueldos, los planes alimentarios y la salud, prestamos los servicios públicos esenciales, depositamos en tiempo debido las retenciones de los sueldos (aportes personales) y las cuotas de los créditos dejando para lo último los aportes patronales. Obviamente –nos dijo - la plata no alcanzaba para todo, por ello dejamos pendiente de pago, por un tiempo, los aportes patronales", consignó.

"En síntesis –afirmó- cumplimos con la Ley Provincial Nº 9.382 y con nuestra Ordenanza Nº 604, aplicando los recursos escasos con que contábamos a las prioridades que nos marcaba la ley"

"Ahora bien –dijo- la situación generada por la carencia de recursos financieros que nos llevó a dejar de pagar por un tiempo los aportes patronales a la Caja Municipal, fue corregida en el futuro".

"Así fue como en Junio de 2003, pagamos la deuda por aportes patronales por los períodos 1/1/2001 al 31/12/2001, 1/1/2002 al 31/12/2002 y 1/1/2003 al 30/6/2003, todo por un importe total de $ 462.624,25", detalló.

"De esta forma –dijo Ré- al culminar nuestro mandato el 10 de diciembre de 2003 nada debíamos de nuestra gestión 1999/2003 a la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones. Es más, a dicha fecha, dejamos a la Caja Municipal de Jubilaciones y Pensiones, fruto de nuestra ordenada administración de los fondos, activos financieros por $4.044.762,84, más U$S2.261.412,00 en el Nuevo Banco de Entre Ríos S.A., Sucursal Diamante".

"Diferente aparece hoy la situación del organismo provisional municipal, en cuanto a sus activos financieros y la monumental deuda generada por las gestiones de Juan Carlos Darrichón, períodos 2003/2007 y 2007 hasta noviembre de 2009", comentó

"Para finalizar podrán apreciar –dijo- que las afirmaciones vertidas por el Presidente. Municipal Juan Carlos Darrichón, son falsas y carentes de seriedad, cuando pretende asimilar mi conducta al frente del Municipio de Diamante, a lo hecho en sus casi seis años de gestión. Las diferencias de conducta y gestión, difieren total y absolutamente", concluyó, Ré.

Comentá la nota