Diálogo: Wipplinger insistió ante Rovira en la necesidad de revisar la política fiscal de la provincia

El diputado provincial electo por el PRO destacó que el diálogo con el titular de la Legislatura "fue abierto y no un monólogo, como creíamos al principio". Destacó que el 28 de junio no se ratificó la política fiscal "porque no fue lo que se puso en juego" en la campaña. Dijo que no fue intimado por Puerta para no asistir a la Cámara, pero aclaró que "el PRO es un partido independiente y no vamos a dejar que nos arrien a cualqueir lado".
"Por suerte no fue un monólogo como creíamos al principio", expresó con satisfacción el diputado provincial electo por el PRO, Claudio Wipplinger, al referirse al encuentro que mantuvo el miercoles con el presidente de la Cámara de representantes Carlos Rovira, en el marco de la ronda de diálogo convocada por el ex gobernador. Del encuentro también participaron los legisladores electos del Frente Justicialista por la Dignidad y el Progreso (FJDyP), Adolfo Velázquez y Adolfo Pischik, y el de la Concertación Progresista-Partido agrario y Social, Héctor "Cacho" Bárbaro. No aceptaron el convite los representantes de la Unión Cívica Radical (UCR) Horacio Spallanzani y Luis Pastori, y los del Frente Unión Pro Dignidad, Pablo Tschirsch y Julio Alberto Ifrán.

Claudio Wipplinger manifestó "que por suerte no fue un monólogo como creíamos al principio", y contó en la emisora La Voz Capital 99.3 que dialogaron "a agenda abierta y se intercambiaron posturas y opiniones donde cada uno de los cuatro legisladores presentes, expresamos las preocupaciones que se necesitan analizar para lograr un acuerdo".

Uno de los temas fue el de la coparticipación, y lógicamente se analizó que "ya que ahora el gobernador (Maurice) Closs se acuerda de hacer el reclamo a la Nación, estaría bueno que la coparticipación llegue hacia los municipios, para que éstos tengan autonomía y puedan resolver sin tanta burocracia y sin depender del color político que gobierne la provincia, los problemas de su zona".

Para el joven empresario que asumirá como diputado provincial en diciembre de este año, "donde no tuvimos coincidencia con el presidente de la Legislatura, fue con respecto al desequilibrio que entendemos se hizo de Misiones, con respecto a otras como Corrientes y Entre Ríos, por ejemplo, en el tema fiscal, donde los sectores productivos están quedando en malas condiciones de competitividad, y esto golpea las fuentes laborales y en consecuencia de la cadena productiva y comercial".

Distintas realidades

Sobre la presión fiscal Wipplinger explicó que lo que interpreta la oposición que se reunió con Rovira, y en contraposición a lo que piensa el titular de la Cámara, es que "si bien las urnas que le dieron el triunfo a la Renovación, eso no significa que haya ratificado un sistema fiscal porque no es eso lo que se puso en juego el 28 de junio", porque, además, "la población está compuesta por distintas realidades, el comerciante analiza sus problemas, el ama de casa ve el día a día, el tabacalero lucha por el precio de su producto, y cuando se vota, el sistema fiscal no entra en juego", aseguró Wipplinger.

En ese sentido destacó que "lo que ocurre en Misiones con respecto a Corrientes, nos pone en una situación de desprotección en el área productivo que está perdiendo mercado. Y la reforma fiscal es un tema clave para la provincia, y es un debate que se tendrá que dar en el marco de la Legislatura, porque la realidad nos muestra el cierre de las fuentes de trabajo como en cientos de aserraderos en muchos pueblos misioneros. Necesitamos revertir la política fiscal de esta provincia", expresó.

En cuanto a cómo vieron la actitud de Rovira, cuya gestión al frente del Ejecutivo y de la Legislatura no se caracterizó por la habilitación de espacios de diálogo, Wipplinger manifestó que se sintieron habilitados para manifestar sus posturas. "Y eso no significa que necesariamente se pondrá de acuerdo con nosotros, pero debemos reconocer que no hubo límites, cado uno planteó sus opiniones. Nosotros apostamos al diálogo para debatir a partir del 10 de diciembre todas las inquietudes. Para eso empezamos a trabajar desde ahora, cada legislador en representación de los sectores que votó la ciudadanía".

Respecto a las críticas a los diputados electos por la oposición en el 2007 que terminaron sumándose con sus conductas a los dictados del oficialismo legislativo y el temor expresado desde algunos sectores acerca de que este año vuelva a ocurrir lo mismo, el diputado electo del PRO subrayó que "se va a ver en la práctica que nosotros vamos a seguir peleando nuestras posturas", y advirtió que "es problema de los otros partidos que tengan miedo que sus representantes salten porque no tienen claro hacia dónde van a ir", y por ello insistió en que "en política el diálogo hay que darlo" y reiteró que "no tenemos muchas coincidencias con el partido del Gobierno y por eso estamos en otro partido. No somos oficialistas pero no nos vamos a negar al diálogo".

Ramón Puerta

Consultado sobre su relación con Ramón Puerta, electo diputado nacional por Unión PRO y por el PRO, y sobre si fue aconsejado por el ex gobernador y ex senador para que no asista al encuentro con Rovira, Wipplinger aclaró que solo se trató de un intercambio de ideas acerca de si había que asistir o no "y yo expresé que a los diálogos hay que asistir para acortar los tiempos para encontrar soluciones".

"Puerta es diputado diputado nacional electo a cuya candidatura nosotros adherimos, pero el PRO es un partido independiente que trabajó a nivel provincial y tenemos nuestra postura y nuestra forma de ver la política. Somos de ideas muy firmes. No somos oficialistas pero tampoco vamos a dejar que nos arrien a cualquier lado, porque tenemos ideas muy firmes y sabemos muy bien qué provincia queremos".

Comentá la nota