Diálogo político: tras el primer encuentro, a Stolbizer le quedó "un poquito de desconfianza"

La diputada electa por el Acuerdo Cívico y Social, que ayer concurrió a la primera reunión convocada por el Gobierno, defendió además su decisión de asistir al encuentro, pese al rechazo de Carrió.
Pasada la primera ronda de diálogo entre el Gobierno y la oposición, Margarita Stolbizer dijo que le quedó "un poquito de desconfianza" en cuanto a los avances que se puedan lograr en ese ámbito, al tiempo que justificó su decisión de asistir a la Casa Rosada y cuestionó la negativa a hacerlo de su socia en la Coalición Cívica, Lilita Carrió.

Stolbizer -junto al titular de la UCR, Gerardo Morales, y a otros dirigentes radicales, socialistas y cobistas- estuvo reunida ayer por dos horas con el ministro del Interior, Florencio Randazzo. El encuentro fue la primera de una serie de reuniones que –en distintos ámbitos y con distintos actores- anunció el Gobierno en el marco del "amplio diálogo" al que llamó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tras el traspié electoral del oficialismo.

En la reunión, Randazzo informó a los dirigentes del Acuerdo Cívico y Social sobre los puntos que pretende tratar el Gobierno en su reforma política y los opositores dejaron sobre la mesa un pedido para ser integrados al Consejo Económico y Social y una larga lista de planteos en temas calientes –como el INDEC, el combate a la pobreza, la política agropecuaria o los superpoderes- que el ministro quedó en trasladar a la Presidenta.

En declaraciones a radio Mitre, Stolbizer admitió Stolbizer que le quedó "un poquito de desconfianza" sobre las verdaderas intenciones que tuvo el Gobierno al convocar al diálogo –algo que no pasó en los seis años anteriores de gestión kirchnerista-. De todos modos, resaltó que "las dudas nunca pueden ser más importantes que todo lo que todo lo que puede estar en juego".

En ese marco, la diputada electa por el Acuerdo Cívico y Social defendió su decisión de ir al encuentro. "Si durante seis años vinimos pidiendo el diálogo, no podemos no ir el día que nos llaman: podemos pasar todas las facturas que querramos, pero no podemos darle la vuelta la cara al Gobierno el día que nos llama a hablar", expresó. Y, también, cuestionó la decisión de Carrió, a la que consideró "casi inexplicable".

Comentá la nota