UCR: el diálogo fue una "maniobra perversa" que buscó "ganar tiempo"

A casi un mes de ver a Randazzo, anunció que dará un portazo a cualquier entendimiento si la Rosada no modifica el Consejo de la Magistratura, normaliza el INDEC y da fin a los superpoderes. Calificó de "populista" la alianza con la AFA.
Ha pasado casi un mes desde que comenzaron las rondas de diálogo político impulsado por Cristina Kirchner luego de la derrota legislativa del 28-J. Como no denotan cambios en las políticas del Gobierno, la Unión Cívica Radical (UCR), una de las fuerzas que integran el resquebrajado Acuerdo Cívico y Social, exigió este jueves resultados positivos e inmediatos en los temas de agenda que le plantearon al ministro del Interior, Florencio Randazzo.

En un duro comunicado que emitió esta tarde la UCR, la fuerza liderada por el senador jujeño Gerardo Morales expresó que "treinta días sin resultados positivos han hecho perder al Gobierno su chance de lograr concensos" y destaca que "el país sigue esperando honestidad y franqueza de los funcionarios oficialistas".

"Ante los nulos efectos de una iniciativa recibida como saludable, ya es momento de hacer un balance", señalaron las autoridades de la UCR. Y advirtieron que "convocar al diálogo para ‘ganar tiempo’ ha sido una maniobra perversa que buscaba legitimar la hegemonía K, pero en realidad contribuyó a perder oportunidades y aumentar el descrédito".

La fuerza radical enumera en el informe los pedidos que plantearon en la mesa de diálogo y que no fueron estudiados por la gestión K: "Devolver la independencia a la Justicia, modificar el Consejo de la Magistratura; sincerar los datos del INDEC y terminar con cualquier forma de superpoderes", son algunos de los temas de agenda que el radicalismo impulsó en su visita a Casa Rosada, el pasado 15 de julio.

Las críticas de los radicales no recaen sólo sobre el kirchnerismo. También ponen contra las cuerdas a aquellos que simpatizan con la administración del matrimonio presidencial. "Los que insisten en creer que el Gobierno es progresista, mientras despilfarra dineros de la educación y la salud en populistas trasmisiones de fútbol profesional; o son necios o son cómplices", afirmaron.

En el documento, la UCR también aseguró que "el menosprecio al pueblo es contundente" y que la "Argentina está al borde del colapso social que pone cerca de la muerte a miles de niños y niñas", mientras los ricos "más prebendas consiguen".

"El crecimiento de la pobreza; la marginación a que se somete a las provincias y la brutal fractura social que el propio gobierno fomenta con sus decisiones, son vergonzantes e indecentes", cuestionaron desde el radicalismo y se autopostularon para gobernar: "En la UCR estamos convencidos de la necesidad de fortalecer el Acuerdo Cívico y Social como alternativa de gobierno"

El comunicado fue emitido luego de la convención radical que se llevó a cabo esta tarde, en la que estuvieron presentes el titular del Comité Nacional, Gerardo Morales, el presidente de la Convención Nacional, Hipólito Solari Irigoyen, el vicepresidente de la UCR, José Cano; los diputados nacionales electos, Ricardo Alfonsín y Ricardo Gil Lavedra; el presidente de la Juventud Radical, Juan Nosiglia, entre otros.

Comentá la nota