Diálogo sin consenso

La mayor parte del espectro opositor no concurrió a la presentación del documento que surgió del diálogo político convocado por el Municipio.
Con la notoria ausencia de fuerzas políticas de la oposición, aunque con presencia de dirigentes de entidades civiles, el intendente Pablo Bruera presentó ayer al mediodía en el Pasaje Dardo Rocha el documento que sintetiza las propuestas del Diálogo Político, Económico y Social convocado oportunamente en agosto pasado, en consonancia con Cristina Kirchner y Daniel Scioli.

La llamativa excepción del espectro opositor fue la UCR, que se hizo presente a través de su presidente y diputado provincial electo por el Acuerdo Cívico y Social, Sergio Panella, lo que dejaría en evidencia posiciones divergentes en el seno del Acuerdo Cívico respecto de cómo lidiar con la gestión bruerista.

Como para que no quedaran dudas, y ratificando la información de que diera cuenta Hoy, tres de los cuatro bloques opositores convocaron a una conferencia de prensa en la antesala del recinto del Concejo Deliberante. Gonzalo Atanasof y José Arteaga por Unión-Pro; Oscar Negrelli y Susana Sánchez por la Coalición Cívica, junto a Teresa Urriza en representación del FpV-PJ, plantearon sus cuestionamientos al documento oficial.

Fue precisamente Negrelli, que a partir del 10 de diciembre asumirá su mandato como diputado por haber sido electo junto a Panella en la boleta del Acuerdo Cívico y Social, quien abrió el fuego al expresar "nuestro absoluto desacuerdo con este mero anuncio publicitario". Para el edil, que representa a la fuerza política de Elisa Carrió, espacio que se negó a concurrir a todas las instancias de diálogo convocadas por los ejecutivos nacional, provincial y municipal, "se llamó a un diálogo, pero 70 días después se aumentaron las tasas, se privatizaron organismos de recaudación, no hay políticas públicas ni para el transporte, ni para la inseguridad, ni para el empleo".

Ante una consulta periodística, Atanasof aclaró que Unión-Pro asistió al diálogo "en el marco de una iniciativa nacional y provincial", pero consideró que en esos encuentros el intendente Bruera "evidenció una impotencia total ante problemáticas como la inseguridad, la venta ambulante y la generación de empleo".

El diputado provincial electo calificó esas reuniones como un "simple intercambio de opiniones en el que no se arribó a ninguna conclusión". Agregó que las fuerzas políticas presentes no querían ser "cómplices" de la presentación del documento, a la que consideraron "una puesta en escena" del oficialismo. A pesar de no acudir a esta ronda de prensa, los concejales del Nuevo Encuentro, Daniel Caferra y María J. Garófoli, señalaron a través de un comunicado que "muchos hechos, como la aprobación a presión de la privatización del cobro de tasas, despreciando discusiones y consensos, muestran que ese diálogo propuesto es sólo una fachada, una ficción". Otros que se expresaron en contra fueron los senadores Javier Mor Roig (CC) y Luis Malagamba (GEN). Ambos señalaron como una incoherencia que el intendente "hable de abrir el diálogo político con todos los sectores de la ciudad cuando manda a sus patotas a golpear".

Minutos después, pero a pocas cuadras, en el primer piso del Pasaje Dardo Rocha se daban cita funcionarios del oficialismo, dirigentes de fuerzas vivas locales, y los dos presidentes del PJ y la UCR local, ya que el intendente Bruera es, simultáneamente, el jefe del Partido Justicialista platense.

Panella expresó que su llamativa presencia junto a Bruera obedecía a un "respeto" respecto de lo que es el diálogo, y a la "búsqueda permanente de que la gente viva mejor". Agregó que, a través de la iniciativa del diálogo político, "pudimos hacer un planteo de lo que queremos para la ciudad". "Nosotros colaboramos para que las instituciones funcionen", afirmó.

Estrategias para la ciudad

Al presentar el documento, el intendente Bruera señaló que éste fue pensado para diseñar "estrategias" en función de realizar "un aporte a lo que que son la mayoría de los puntos importantes" para la ciudad.

Agregó que las cuestiones abordadas "exceden lo que puede realizarse durante una gestión municipal". "Se trata de fijar una agenda pública, no me animaría a decir que un plan estratégico", la que podría ser continuada por otras fuerzas políticas en caso de acceder a la conducción municipal.

Luego se refirió a cada uno de los ítems que toca el documento en cuestión, del que resaltó "que se reconozca a la ciudad como capital" y que ello debía coincidir con "un reconocimiento financiero". Puso especial énfasis en la iniciativa de crear un banco de desarrollo al considerar que nuestra ciudad "se caracterizó siempre por tener fuertes bancos públicos y privados". En lo que fue una mano tendida a algún otro sector de la oposición, mencionó el proyecto de creación del Instituto de Políticas Públicas, propuesto por el concejal electo Gastón Crespo, del partido de Margarita Stolbizer, que no se encontraba presente. También hizo mención a la creación del Consejo Local de la Niñez, una iniciativa que en su momento se charló con la filial local de la CTA, que tampoco envió representantes a esta reunión.

Comentá la nota