El diálogo que comenzó ahora, debió ser antes en el Concejo

Hermetismo absoluto en cuanto a la propuesta que el jueves hará el bloque completo del justicialismo en el Concejo Municipal, respecto a las autoridades. Lo único seguro es que habrá propuesta, con lo cual quedará zanjada una fractura del bloque.
Nadie sabe cuál será el contenido de la propuesta, incluso se tienen fuertes sospechas que todavía no se encuentra definida y que posiblemente ello se produzca con el correr de las horas, pudiéndose mantener celosamente guardada hasta el mismo jueves 10 del corriente, hasta el mismo momento de la sesión del Concejo Municipal en que se elegirán las autoridades.

De tal modo, por un lado tenemos que si bien los cuatro componentes del bloque oficialista tomaron el irrenunciable compromiso de concretar una propuesta consensuada entre todos ellos, es muy probable que si bien algunas alternativas comiencen a dibujarse, el contenido aún no se encuentre resuelto. ¿Qué es lo que hay que resolver? pues indudablemente el cargo de presidente, que es lo que se había convertido en una especie de polvorín a punto de estallar, pues los posicionamientos del actual presidente del cuerpo legislativo Jorge Maina, y del anterior Luis Castellano, se mostraban irreductibles.

Incluso, recordemos que Maina llevó a tal extremo la inflexibilidad de su postura, que advirtió que en caso de ser desalojado de la presidencia se iría del bloque, para formar uno propio y unipersonal.

Es decir, y queda muy claro, que lo que se está resolviendo por estas horas es este intrincado crucigrama de la presidencia. Castellano, o en su defecto Maina, son los dos nombres que se llevan todas las fichas, pues a esta altura suponer en alguna otra alternativa, prácticamente no entra dentro de este escenario.

¿Cuándo quedó firme la posibilidad de formalizar una propuesta? luego de la reunión mantenida el viernes por la mañana en el despacho del intendente Omar Perotti, quien es además el conductor del justicialismo oficialista, con los citados Maina y Castellano, y además de los dos restantes miembros del bloque: Mónica Garrappa y Héctor Sierra.

Como los tres integrantes del bloque del Frente Progresista, Luis Peretti, Germán Bottero y Atilio Pignoni, habían anticipado que votarían una propuesta consensuada por el bloque del PJ para evitar inmiscuirse en su interna, posición que también difundió el bloque unipersonal del vecinalista Félix Bauducco, estaríamos ya contabilizando 8 de los 9 votos que hay en el Concejo, quedando por ver qué actitud adopta Víctor Fardín.

Aun cuando este sea un tema que deben refrendar los cuatro componentes del bloque, para nadie pasa desapercibido que la cuestión deben dilucidarla Maina y Castellano, ya que tanto Sierra como Garrappa acatarán lo que aquellos decidan, para darle de tal manera uniformidad y consenso a la propuesta.

EL DIALOGO

En realidad, se terminó llegando a este complicado callejón por no haberse dado un mayor diálogo con anterioridad, dejándose avanzar las aspiraciones tanto de Maina en continuar como de Castellano en regresar a la titularidad del Concejo. Justamente, ese diálogo comenzó ahora, con inicio el viernes en el despacho del intendente Perotti, del cual surgió el elemento conciliador, tomando todos el compromiso de concretar una propuesta sin fisuras, con el respaldo de los 4 miembros del bloque.

El compromiso existe y todo indica que será respetado y que se llegará al jueves con la propuesta de nuevas autoridades, pero en cambio aún debe haber una búsqueda de coincidencias entre Castellano y Maina, pues entre ellos está la salida.

¿Ganar o perder? Si la cuestión se enfoca de esta manera, será mucho más complicado alcanzar un acuerdo, pero si en cambio se hace esa búsqueda sostenida en coincidencias, todo se facilitaría mucho más.

HASTA EL LUNES

Confirmaciones no hay absolutamente ninguna, pues las bocas de las que deberían salir las novedades permanecen cerradas, corriendo en cambio rumores y versiones por doquier. Más de uno dice tener "la justa", y la verdad que no hay que arriesgar demasiado, pues la cuestión está mitad y mitad, ya que la presidencia no saldrá de Maina y Castellano.

Precisamente, mañana lunes se iniciará la "semana hábil", y por lo tanto se descuenta que allí iniciarían un diálogo cara a cara los dos involucrados en cuestión, como para ir acercando posiciones y llevar así la decisión adoptada tanto a Perotti como a sus otros dos pares de bloque.

Si bien hay tiempo hasta el jueves en la misma sesión para presentar la propuesta integral, hay quienes especulan que el acuerdo podría estar con anterioridad, aun cuando se trate de mantener en absoluto silencio hasta el mismo jueves de sesión.

Por otra parte, si mañana lunes se da el encuentro inicial entre Castellano y Maina cara a cara y sin otros interlocutores, tampoco debe descartarse que ya tengamos "humo blanco", habida cuenta que los protagonistas tuvieron todo el fin de semana para meditar, pensar y repensar el asunto, con una dilatación que no tiene demasiado sentido llevarla a la larga, pues ya demasiado desgaste ha provocado.

Salvo, claro está, que aparezcan nuevamente posiciones extremas que impidan el acuerdo, aunque esa alternativa en principio habría quedado desechada cuando el viernes asumieron el compromiso de llegar al jueves con una propuesta.

Comentá la nota