EL DIALOGO BIEN INTENCIONADO ES UN CAMINO QUE VALE LA PENA INTENTAR

Para aquellos que creemos que el diálogo, intercambio de ideas y consenso son herramientas de construcción en la política, no podíamos estar ausentes en la convocatoria efectuada por el ejecutivo municipal.
Los que siguieron nuestras propuestas en campaña, podrán haber apreciado que sostuvimos como fundamentales la participación activa de todos y la discusión de ideas para lograr el salto de calidad en la democracia argentina.

Los integrantes de la Coalición Cívica concurrimos a la convocatoria con una serie de inquietudes y propuestas, apostando a la solución de problemas que atañen a todos los bragadenses.

Debemos reconocer que por parte del Gobierno local encontramos una buena predisposición a responder las inquietudes planteadas, como así también una amplitud de criterio a las propuestas llevadas.

Cabe destacar que fue asumido un compromiso, por ambas partes, para desarrollar con más profundidad algunos temas en futuras reuniones.

Si bien es cierto que no deben desnaturalizarse los ámbitos y es el Concejo Deliberante, por su carácter colegiado, el lugar para el diálogo, discusión de ideas y consenso, sin que ello implique claudicaciones; esto no inhibe la posibilidad de ampliar el espacio al Ejecutivo, haciendo más amplia la participación de ideas.

Después de más de dos horas de diálogo, en un clima de tolerancia e intercambio de ideas, nos permite aventurar que si somos capaces de profundizar el mecanismo, los resultados seguramente serán beneficiosos para Bragado.

Por supuesto que para que el diálogo prospere en este sentido creemos que, conjuntamente con las otras fuerzas políticas y el oficialismo, deberemos consensuar una agenda de temas para ir desarrollando, en pos de arribar a soluciones concretas.

La Coalición Cívica sabe de su rol opositor y no tiene la mínima intención de cogobernar, dado que el gobierno es potestad del Intendente, pero entendemos que el diálogo bien intencionado es un camino que vale la pena intentar.

Comentá la nota