Diagnostican un fin de año con más protestas sociales en la provincia

El ministro de Desarrollo Social, Pablo Farías, expresó que se vaticinan nuevos escenarios de conflicto por la proximidad de las fiestas, la tensa situación a nivel nacional y también por razones políticas. Esperan que la asignación universal por hijo resulte un paliativo.
La escena de los piquetes de vecinos reclamando asistencia y bolsones navideños reapareció en las últimas semanas en distintos puntos de la ciudad. Según diagnosticó el ministro de Desarrollo Social, Pablo Farías, las protestas podrían reiterarse y multiplicarse hacia fines de año, por diferentes razones, publica hoy ellitoral.com.

"Me parece que esto tiene que ver con la temporalidad. Siempre hacia fines de año se tensionan un poco las cuestiones que tienen que ver con las demandas de grupos. Pero me parece que más allá de la situación social, también hay una tensión conflictiva de orden nacional", sostuvo.

Farías aludió así a "algunos grupos" que normalmente han intervenido en las políticas sociales.

"No sé si está vinculado a la aparición de la asignación universal por hijo establecida como un derecho que las personas individualmente pueden obtener en las oficinas de la Anses y que le quita poder a muchas organizaciones; no sé si tiene que ver con el clima político que se vive hoy en el país, o con una consecuencia directa de la situación social que claramente en los últimos años se ha deteriorado pero que no está ni cerca de los niveles de gravedad que tuvimos en 2000 y 2001", planteó.

"A todos esos factores me estoy refiriendo cuando digo que vamos a tener un fin de año movidito o complicado -sostuvo Farías-. Tiene que ver con estrategias de ciertas organizaciones que están presentes o que directamente trabajan con la ayuda social; me parece que en este clima algunas cosas van a seguir sucediendo", advirtió.

Farías confió en que una vez que empiece a cobrarse en diciembre la asignación universal por la niñez, "las tensiones tiendan a relajarse".

Refuerzos

Farías admitió que las cifras de pobreza en Santa Fe "no son buenas ni razonables", pero aclaró que en los últimos treinta o sesenta días, "se ha amesetado el nivel de demanda" que se había disparado meses atrás.

De cara al nivel de conflictividad que podría ir in crescendo, el ministro dijo que preparan algunos refuerzos.

"Nos preparamos como ya lo hemos hecho en ocasiones anteriores. Éste es el tercer fin de año que vivimos desde esta gestión; ni bien ingresamos teníamos este escenario también en diciembre de 2007. Así que lo estamos manejando de la misma manera, habiendo aprendido y teniendo experiencia sobre algunas situaciones, estableciendo un diálogo con la mayoría de los grupos para saber adónde se puede estar produciendo algún grado de tensión y actuar en consonancia con eso", explicó.

El ministro dijo que se articularán mecanismos para fortalecer aquellos lugares donde se está trabajando bien, y previendo algún refuerzo de la ayuda alimentaria que habitualmente se entrega a las instituciones hacia fines de año.

Presupuesto

Consultado sobre las partidas presupuestarias con las que contarán el año que viene, Farías dijo que lograron incluir en el proyecto recursos que representan un incremento del orden del treinta por ciento respecto del año en curso.

"El gobierno tiene una clara conciencia de lo que nos va a tocar vivir en 2010 -manifestó-. El pre proyecto que ya fue acordado con Economía contempla incrementos lógicos y necesarios para las demandas que va a tener el Ministerio. Por supuesto que no es todo lo que quisiéramos; sabemos que vamos a tener un año difícil pero creemos que para lo que son las urgencias y las situaciones de programas que atiende el Ministerio, vamos a estar en un nivel aceptable".

Farías justificó el aumento de partidas a raíz de las diversas contingencias que han sufrido distintas zonas de la provincia. "Tenemos departamentos enteros que han sufrido la sequía y a los que vamos a tener que seguir asistiendo, incluso, el año que viene. Asimismo, venimos de períodos de temporales, caída de lluvias importantes y vientos, por lo que permanentemente estamos asistiendo a comunas y municipios ante estas inclemencias climáticas. Para todo esto hacen falta recursos; de ahí, el aumento del presupuesto", concluyó

Comentá la nota