Abu Dhabi rescata a su vecino Dubai

Abu Dhabi apoyará al vecino emirato de Dubai con 10 mil millones de dólares (unos 6.840 millones de euros) para que éste pueda cumplir con "algunas de las próximas deudas a pagar de Dubai World", el grupo financiero mixto con problemas económicos.
Los inversores reaccionaron con entusiasmo frente al gesto del emirato vecino. La Bolsa de Dubai registró por la mañana una suba de más del diez por ciento. En tanto en Abu Dhabi los índices bursátiles subieron casi un 7,5 por ciento.

Primero se atenderá el préstamo islámico ("Sukuk") que afecta a Nakheel, la filial inmobiliaria de Dubai World, por un valor de 4.100 millones de dólares.

Dubai World había solicitado a sus inversores a fines de noviembre una prórroga de seis meses para reembolsar sus créditos. Sin embargo, una parte de ellos rechazó esa posibilidad.

La deuda nacional e internacional de Dubai World asciende a unos 60 mil millones de dólares.

Todavía hay incertidumbre sobre cómo se reembolsarán en los próximos meses los numerosos créditos que asumió Dubai World.

El gobierno del emirato explicó que luego del reembolso del préstamo de Nakheel el dinero restante de Abu Dhabi se utilizará hasta fines de abril de 2010 para el pago de intereses y el negocio operativo. Esto sólo será posible si los inversores de Dubai World acceden a prorrogar el vencimiento de sus créditos.

Las bolsas en todo el mundo reaccionaron en positivo ante el anuncio árabe.

Obama presionó a 12 banqueros top

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó a 12 ejecutivos de los principales bancos del país para que "exploren toda vía responsable" para que den más créditos a la gente y así recuperar la economía. También los emplazó a apoyar su reforma al sistema financiero que debe ser aprobada por el Congreso. El domingo, en un reportaje en el programa de televisián 60 minutos había dicho que no se había animado a ser presidente para ayudar a un grupo de banqueros "peces gordos" de Wall Street.

"Mi principal mensaje en la reunión de hoy fue bien simple: que los bancos americanos recibieron una ayuda extraordinaria de los contribuyentes para reconstruir el sector y ahora que se recuperaron esperamos un compromiso extraordinario de ellos para revivir nuestra economía".

"Esto comienza con nuevas formas para darles crédito a pequeñas y medianas empresas. Así podrán abrir las puertas de sus fábricas, aumentar sus operaciones y crear nuevos puestos de trabajo", agregó Obama en conferencia de prensa.

Comentá la nota